PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición y diarrea
La dieta es clave para paliar los efectos de la diarrea, evitar la deshidratación y no agravar el proceso. Te explicamos cuáles son las medidas dietéticas que debes adoptar si sufres esta molesta afección intestinal.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Dieta líquida para la diarrea

Para paliar los efectos de la diarrea, y evitar que vaya a más, se debe comenzar con una dieta líquida. La progresión dietética a seguir desde el momento en que se desencadena la diarrea suele ser la siguiente:

  • En los primeros momentos, si la diarrea va acompañada de vómitos, que es lo más habitual, puede que sea imposible tomar nada por la boca. Lo seguiremos intentando constantemente con agua, suero oral, o limonada alcalina, de forma lenta, a pequeñas cucharadas, pero continuamente.
  • Si la diarrea es muy intensa y durante algunas horas no podemos beber nada porque lo vomitamos, habrá que buscar la manera de hidratarnos a través de otra vía y para ello necesitaremos ir al centro de salud u hospital.
  • Si los vómitos ceden y podemos ir tomando líquido por la boca, así lo haremos. La forma correcta de hidratarnos en los primeros momentos consiste en tomar una cucharilla de postre de líquido cada diez minutos. No tomar más cantidad, a pesar de que se sienta mucha sed, porque puede derivar en nuevos vómitos, y no dejar de tomarlas en ningún momento, ya que el riesgo de deshidratación es muy grande.
  • En estos primeros momentos estamos en la etapa de tolerancia. Única y exclusivamente tomaremos líquidos y no cualquiera. Los más adecuados son: agua, suero oral que se compra en la farmacia y se prepara con agua en casa, o la solución hidratante casera denominada limonada alcalina, y que consiste en añadir a un litro de agua el zumo de dos o tres limones, una cucharilla de azúcar, una punta de cucharilla de sal y otra punta de cucharilla de bicarbonato. Son ingredientes que tenemos en casa y que nos bastan y sobran para cubrir todos los electrolitos y líquidos que estamos perdiendo.
  • El uso de bebidas isotónicas puede ayudar en determinados casos, pero hay que vigilar estrictamente el etiquetado ya que no todas valen, y es normal porque no es la función para la que están diseñadas. Las bebidas isotónicas están elaboradas pensando en deportistas y sus pérdidas por sudor y no a las debidas a diarreas. Si la bebida posee una concentración de minerales demasiado alta, en el intestino estos solutos necesitan agua para ser diluidos y avanzar hacia el ano, así que, en lugar de mejorar la diarrea, claramente el problema se agrava más.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''

PUBLICIDAD