PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Alimentación en niños con cáncer
Cubrir las necesidades nutricionales en los niños que sufren algún proceso oncológico es clave a la hora de afrontar el tratamiento y superar la enfermedad. Te recomendamos cómo mejorar sus efectos secundarios.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Dieta para combatir la pérdida de apetito en el cáncer infantil

Uno de los efectos secundarios del tratamiento del cáncer infantil que suelen presentarse con más frecuencia es la anorexia o pérdida de apetito.

Si la anorexia es intensa y prolongada y se restringe mucho la ingesta sin poner remedio a través de otros tipos de alimentación (nutrición enteral donde se conecta el alimento con el estómago o intestino a través de una sonda o nutrición parenteral, donde se infunde directamente la alimentación en torrente circulatorio) puede conllevar una desnutrición que empeore el pronóstico y el tratamiento del tumor.

Algunos consejos básicos para paliar este contratiempo con la dieta pueden incluir:

  • Adecuar la dieta a los gustos, características y estado del pequeño o pequeña.

  • Fraccionar la ingesta. Se toleran mejor comidas poco copiosas y frecuentes.

  • Comer en ambiente relajado y en compañía.

  • Mantener la habitación donde come el niño bien ventilada y sin olores.

  • Conseguir mayor rendimiento calórico: aumentar contenido energético y nutricional en pequeño volumen.

  • Enriquecer los purés, el arroz, la pasta, los postres, la legumbre con: huevo, leche, quesito, nata, queso rallado, mantequilla, picatostes, bacon, carne picada, embutidos, salsas, maíz, guisantes, frutos secos, aceite de oliva virgen, miel, mermelada, confitura, membrillo, caramelo líquido, etcétera.

  • Usar salsas con los platos que lo permitan: bechamel, salsa rosa, holandesa, de yogur, de queso, tártara, de tomate u otras.

  • Elaborar ensaladas con alimentos calóricos: aceitunas, aguacate, atún en aceite, queso, jamón, nueces, pistachos, almendras, pipas, plátano, uvas, etc.

  • Cocinar con rebozados, empanados, enharinados, siempre que el estado digestivo lo permita.

  • Evitar tomar agua o líquidos durante las comidas. Mejor antes o entre horas a pequeños sorbos, ya que reduce el apetito al provocar distensión gástrica.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Cáncer
 

Especial

Cáncer

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''

PUBLICIDAD