PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

El consumo de probióticos reduce la grasa en el hígado

Un experimento realizado con ratas obesas ha demostrado que el consumo de tres cepas de probióticos –seguras para el consumo humano– durante 30 días contribuye a reducir la acumulación de grasa en el hígado.
Los probióticos reducen la grasa en el hígado

Yogur con frutas, un alimento rico en probióticos

26 de Mayo de 2014

Un experimento realizado con ratas obesas ha demostrado que el consumo de probióticos durante un periodo de 30 días contribuye a reducir la acumulación de grasa en el hígado característica de la esteatosis hepática, una enfermedad más conocida como hígado graso, que cuando no se debe al abuso de alcohol se asocia con otras patologías como la obesidad y la diabetes.

El estudio ha sido realizado por investigadores españoles del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos ‘José Matáix’ de la Universidad de Granada, que administraron a estos animales tres cepas distintas de probióticos –Lactobacillus paracasei CNCM I-4034, Bifidobacterium breve CNCM I-4035 y Lactobacillus rhamnosus CNCM I-4036– que se encuentran en la Collection Natinale de Cultures de Microorganismes del Instituto Pasteur.

Al administrar los probióticos se produjo una acumulación de lípidos  en el hígado notablemente inferior a la de las ratas que habían sido alimentadas con un placebo

Tal y como han explicado los autores del trabajo, al administrar estos probióticos se produjo una acumulación de lípidos –en su mayoría triacilgliceroles– en el hígado notablemente inferior que la que ocurrió en las ratas que habían sido alimentadas con un placebo, y también se observaron valores inferiores de moléculas proinflamatorias en el suero de las ratas que tomaron los probióticos.

Los investigadores, además, también han realizado un primer ensayo con voluntarios sanos con el que han comprobado que estas cepas de probióticos son perfectamente toleradas y seguras para el consumo humano. Estos expertos señalan que aunque no es posible curar la enfermedad hepática con el consumo de probióticos, estas sustancias sí podrían emplearse como terapia coadyuvante a otros tratamientos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''