PUBLICIDAD

Entrevistas de Dieta y nutrición
Dra. Odile Fernández

Dra. Odile Fernández

Médico de familia y autora de ‘Recetas anticáncer’
"Una vez diagnosticado el cáncer, hay que vivir sin miedo, rodearnos de paz, amor y buena comida"

La Dra. Odile Fernández ha superado un cáncer de ovario, en parte, dice, a su alimentación.

Odile Fernández tiene 32 años y es médico de familia, pero en la enfermedad del cáncer parece que nadie está protegido. En el verano de 2010, le diagnostican un cáncer de ovario con metástasis en pulmón, sacro y vagina. Según los expertos, el pronóstico no era alentador, sus posibilidades de sobrevivir no eran muchas. Pese a todas las predicciones, las metástasis desaparecieron de su organismo en muy poco tiempo, e incluso pudo quedarse embarazada de nuevo y dar a luz a su segundo hijo. ¿Qué ocurrió? Que Odile no estaba dispuesta a aceptar la versión oficial y decidió investigar de forma exhaustiva por su cuenta. Así descubrió que, sin dejar de lado los tratamientos médicos habituales, se puede tomar un papel activo en la prevención y curación del cáncer, gracias a una serie de sencillos gestos que están al alcance de cualquiera: una adecuada alimentación y un estilo de vida saludable.
A raíz de su propio proceso y de su positiva experiencia, Odile Fernández ha querido compartir su secreto con todos aquellos que estén pasando por su situación. Descubre su historia y sus consejos de alimentación en Recetas Anticáncer (editorial Urano). Cambiará por completo tu perspectiva de la enfermedad. También puedes seguirla en su blog www.misrecetasanticancer.com.

Mis recetas anticáncer

Se sometió a un tratamiento de quimioterapia durante seis meses. ¿Se ha encontrado con gente que “tire por tierra” sus recetas anticáncer y le diga que es la quimio la que le ha curado?

Pues no… Mi cáncer de ovario estaba en estadio IV (el más avanzado) y había metástasis. En este caso, la quimio suele ser paliativa para intentar alargar un poco la supervivencia. Sin embargo, el cáncer desapareció a mitad del tratamiento cuando no era de esperar. Tras finalizar el tratamiento, lo normal habría sido que el cáncer volviese, pero han pasado tres años y no hay señales de enfermedad. Por tanto algo más ha debido de ocurrir para que obre el milagro.

Respecto a las terapias alternativas… ¿Son importantes? ¿Sirven de ayuda?

Hay múltiples estudios que demuestran que determinadas terapias pueden ayudar a los enfermos de cáncer. Las terapias naturales no te van a curar, pero sí van a paliar los efectos secundarios de la quimio y la radioterapia, van a ayudar a mejorar tu estado de ánimo y tu calidad de vida. Cuando una persona siente bienestar físico y mental afronta la enfermedad con mejor talante y, entonces, las posibilidades de sobrevivir al cáncer y evitar su recidiva son mayores.

Utiliza un lenguaje muy sencillo, claro, reivindicativo y directo cuando habla del cáncer. ¿Se ha cansado de acertijos y trabalenguas?

Tenemos que hablar con franqueza, de forma natural y sencilla para que toda la población entienda que el cáncer es una enfermedad medioambiental relacionada con nuestros estilos de vida y, por lo tanto, prevenible en la mayoría de casos.

Cuando la mayoría de los pacientes preguntan a su oncólogo y enfermera si pueden hacer algo para combatir su enfermedad, la respuesta más común es: "no hagas nada". Sin embargo, usted dice que "hay muchísimas cosas que podemos hacer". ¿Por qué los expertos dan esta respuesta?

En la facultad y en el período de formación hospitalaria apenas se nos habla de medicina preventiva, y mucho menos, de alimentación relacionada con las enfermedades. Aprendemos y memorizamos muchos datos referentes a tratamientos médicos, pruebas diagnósticas, etcétera, pero no se nos forma ni se nos invita a investigar en otros aspectos como es el estilo de vida de los enfermos.

Cuando una persona siente bienestar físico y mental, las posibilidades de sobrevivir al cáncer y evitar su recidiva son mayores

Habla mucho de la importancia de rodearse de sentimientos positivos. ¿Es el estrés una causa de la aparición del cáncer?

Aún no se ha demostrado de forma fehaciente que las emociones sean causa del cáncer, pero sí está comprobado que las personas que cuentan con suficiente apoyo, con bienestar psicológico y que viven sin miedo tienen un sistema inmune más activo y fuerte, y por tanto se defienden mejor de las células malignas. Esto se traduce en una menor posibilidad de desarrollar metástasis y un mayor tiempo de supervivencia. Vivir sin miedo es muy importante en el cáncer. De hecho, recientes estudios han demostrado que las personas con cancerofobia (miedo irracional a padecer cáncer) desarrollan más cáncer que aquellas que viven sin miedo a la enfermedad.

Desde la experiencia, ¿qué le diría a un recién diagnosticado de cáncer?

Que tiene que ser parte activa de su enfermedad. Cada proceso es diferente, cada persona y cada familia lo va a vivir de manera distinta. Al principio suele ser duro, pero una vez asumido, hay que vivir sin miedo y rodearnos de paz, amor y buena comida. Disfrutar de cada día, dar gracias por lo que tenemos y alimentar a nuestra mente y a nuestro cuerpo con cosas ricas. La medicina va a cuidar de nosotros con los mejores tratamientos disponibles, pero nosotros tenemos un papel activo en nuestra enfermedad y hay que implicarse a fondo para obtener los mejores resultados.

Una dieta más sana frente a cáncer

En su libro dice que “la alimentación es causante de uno de cada tres cánceres. El 30-35% de tumores se debe a la dieta”. ¿Cómo lo ha descubierto?

La Organización Mundial de la Salud, basándose en la opinión de un comité de expertos, indica que la alimentación es responsable de uno de cada tres cánceres. No quise quedarme ahí, necesitaba saber más y me zambullí de lleno en las publicaciones científicas de la biblioteca de medicina de Estados Unidos, la mayor base de artículos médicos que existe. Me sorprendió encontrar miles de artículos con base científica que relacionaban claramente el cáncer con la alimentación. Fue lo que necesitaba para poder aplicar cambios en mi vida.

Vivir sin miedo es muy importante en el cáncer

¿Cuál sería su receta perfecta anticáncer? ¿Y sus alimentos protectores?

No existe la receta perfecta, ni siquiera la dieta frente al cáncer. La alimentación anticáncer es un estilo de vida saludable que hay que mantener en el tiempo para prevenir el cáncer, así como muchas otras enfermedades como la diabetes o la obesidad. Es una alimentación basada en productos frescos y de temporada, donde se da prioridad a los alimentos que nos ofrece la naturaleza: fruta, verdura, semillas, frutos secos, especias, hierbas aromáticas, legumbres y cereales integrales. Destacando especialmente a la cúrcuma y a las semillas de lino por su poder protector frente al cáncer.

Soja, ¿sí o no? Pescado azul ¿beneficioso o perjudicial? ¿Comida muy hecha o poco hecha?

Soja sí, pero si se consume como fermentada (miso, salsa de soja, tempeh) o como legumbre para preparar guisos. No deberíamos consumir la soja en forma de nata, yogur o bebida. Estos alimentos son antinaturales y muy procesados. En la alimentación anticáncer huimos de los refinados y manipulados industrialmente.

Pescado azul, muy bien, contiene mucho omega 3, que es beneficioso para prevenir el cáncer, para mantener nuestros vasos y cerebro en forma y para prevenir la hipercolesterolemia. Preferiremos pescado azul pequeño por estar menos contaminado por metales pesados.

El cáncer es una enfermedad medioambiental relacionada con nuestros estilos de vida y, por lo tanto, prevenible en la mayoría de casos

Comida poco hecha, poco manipulada y procesada. Al calentar mucho un alimento pierde vitaminas, nutrientes y fitoquímicos, y pueden generarse sustancias tóxicas en caso de freírlo o prepararlo a la barbacoa.

Dice que el azúcar “es veneno”. ¿Somos conscientes de este efecto tan directo?

El consumo excesivo de azúcar se relaciona con la obesidad, la diabetes, el cáncer, las cándidas, etcétera. Las células cancerosas necesitan mucho combustible para crecer y el azúcar es el alimento perfecto para ellas. Cada día, la sociedad es más consciente de este problema y, por ello, la industria alimentaria ya ha buscado alternativas.

La cúrcuma y las semillas de lino tienen un poder protector frente al cáncer

Una de esas alternativas es la stevia, ya que se ha demostrado que tiene efectos positivos frente al cáncer. ¿Está abriendo una guerra contra las azucareras?

Es una guerra contra el azúcar refinado y encubierto. Consumimos mucho azúcar sin saberlo. Las etiquetas deberían ser más claras para que la población sepa lo que consume en todo momento. Las azucareras solo deberían apostar por el azúcar integral y otros endulzantes naturales y saludables como la stevia.

El azúcar no es causa directa de cáncer, pero sí contribuye a su aparición

Lo de la leche es otro debate que viene de lejos. ¿Son todos los lácteos prohibitivos?

La leche que solemos encontrar es rica en pesticidas y omega 6, por culpa del tipo de alimentación y de vida que llevan las vacas actualmente, estos factores de crecimiento pueden desarrollar el proceso tumoral. Además, la leche es rica en lactosa, que nuestro cuerpo solo digiere si posee una enzima llamada lactasa. Con la edad, la cantidad de lactasa cae en picado y nuestra tolerancia a la leche disminuye. Nuestra naturaleza es sabia y nos ha fabricado para que solo toleremos la leche durante los primeros años de vida (durante los cuales deberíamos tomar solo leche materna). Si queremos consumir lácteos es mejor tomar queso y yogur (tienen menos lactosa y se digieren mejor que la leche), y a ser posible procedente de leche de ganadería ecológica. De ese modo contendrán menos pesticidas y nos aportarán los beneficiosos omega 3, en vez de omega 6.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''

PUBLICIDAD