PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición y disfagia
La disfagia o dificultad en la deglución puede comprometer seriamente la seguridad y correcta nutrición e hidratación del afectado si no se adoptan medidas correctoras. Te explicamos cómo tratar esta alteración.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Tipos de disfagia

La disfagia se puede clasificar en base a varios criterios. Vamos a comentar los dos más importantes y que mayor influencia tienen en cuanto a modificaciones de la alimentación.

La disfagia en sí misma no se define como una patología, sino que se considera como parte de la sintomatología de otras muchas. Según esta premisa, la primera clasificación que se realiza depende de la zona donde se produzca el problema.

Disfagia orofaríngea o disfagia alta.

Existe una alteración en la fase oral o faríngea. Se produce dificultad en el inicio de la deglución. Suele estar muy relacionada con trastornos neurológicos, alteraciones músculo-esqueléticas como distrofias, algunos tipos de cáncer oral, procesos post-cirugía, o secundarias a tratamientos de quimioterapia o radioterapia, entre otros.

Disfagia esofágica o disfagia baja.

Hay una alteración en la fase esofágica que incluye el paso del alimento hacia el estómago. Este tipo de disfagia está más relacionado con alteraciones motoras o estructurales del tipo de masas cancerosas situadas en posiciones más bajas junto a esófago o hernia de hiato.

Respecto a la clasificación puramente nutricional, es la que hace referencia al tipo de alimentación que ocasiona la problemática. En este sentido, la disfagia puede ser:

  • Disfagia a alimentos líquidos. Se produce al ingerir alimentos líquidos y bebidas que circulan mucho más rápidamente por la cavidad oral.

  • Disfagia a alimentos sólidos. Se ocasiona con alimentos sólidos, en mayor o menor grado.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1
de cada 3 pescados consumidos en España podría transmitir el anisakis
'Fuente: 'Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)''

PUBLICIDAD