PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Una dieta saludable reduce el riesgo de depresión

Una alimentación rica en verduras, frutas y frutos secos y baja en carnes procesadas, como la dieta mediterránea, ejerce un efecto beneficioso sobre la salud mental y puede prevenir la depresión, según un nuevo estudio.
Mujer joven sostiene varias hortalzias en sus brazos

Los alimentos característicos de la dieta mediterránea también protegen la salud mental.

24 de Septiembre de 2015

Una alimentación equilibrada y saludable, como la dieta mediterránea, no solo tiene importantes beneficios para el organismo a nivel físico, sino que también podría favorecer la salud mental, ya que según revela un nuevo estudio, publicado en BMC Medicine, una dieta rica en verduras, frutas y frutos secos y baja en carnes procesadas, previene la depresión.

Incluso una adherencia moderada a estos patrones de alimentación sana se asoció con una importante disminución en el riesgo de sufrir depresió

En la investigación, en la que participaron 15.093 personas que no padecían depresión en el momento de ser seleccionadas, se analizaron tres patrones dietéticos saludables –la dieta mediterránea, una alimentación provegetariana y la Alternative Healthy Eating Index-2010– que ya habían demostrado sus beneficios sobre la salud física, para comprobar su relación con el riesgo de depresión.

La mayor disminución en el riesgo de depresión se asoció con la Alternative Healthy Eating Index-2010, si bien una gran parte de este efecto beneficioso puede deberse a su semejanza con la dieta mediterránea, y los nutrientes y alimentos presentes en ambos tipos de alimentación, como los ácidos grasos omega-3, las frutas, verduras, legumbres y frutos secos, junto al consumo moderado de alcohol, podrían ser los elementos determinantes en el menor riesgo de depresión observado con la adherencia a este patrón alimenticio.

Como ha explicado Almudena Sánchez-Villegas, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y autora principal del estudio, se observó que la diferencia más significativa se produjo cuando los participantes comenzaron a seguir una dieta saludable, e incluso la adherencia moderada a estos patrones de alimentación sana se asoció con una importante disminución en el riesgo de sufrir depresión.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''