Diverticulosis
Escrito por Olga Díez Jambrina, bióloga
La diverticulosis es una afección del intestino grueso muy común. Aunque suele ser asintomática, puede causar estreñimiento, fístulas, molestias abdominales… Una dieta sana y rica en fibra es la mejor prevención.

Tipos y síntomas de la diverticulosis

La diverticulosis se puede clasificar, según los síntomas y la gravedad del cuadro en:

  • Enfermedad diverticular asintomática.
  • Enfermedad diverticular sintomática.
  • Simple.
  • Complicada.

En la mayoría de los casos se trata de diverticulosis sin síntomas, mientras que en el 20% de los casos sí que presentan síntomas, que consisten en:

Síntomas de la diverticulosis

Los síntomas más habituales que presenta un paciente con dioverticulosis son los siguientes:

Los divertículos por sí mismos no son peligrosos. El problema se plantea cuando las heces se quedan atrapadas en su interior y los divertículos se infectan y se inflaman. También es posible que se produzca la ruptura de alguna de estas bolsas y, en estos casos, se origina lo que conocemos como diverticulitis. Este trastorno afecta a entre un 10% y un 20% de las personas con diverticulosis, y manifiesta los siguientes síntomas:

  • Dolor en la parte inferior del abdomen (suele aparecer en el lado izquierdo).
  • Fiebre.
  • Vómitos.
  • Escalofríos.
  • Estreñimiento.
  • Cólicos.
  • Pérdida de peso.
  • En los casos más graves puede llegar a producir obstrucciones o desgarros hemorrágicos.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 07/11/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Ignacio Jáuregui

Experto en urticaria

“En el tratamiento de la urticaria crónica se están obteniendo resultados muy prometedores, y en muchos casos espectaculares, con un anticuerpo monoclonal que se diseñó para tratar el asma grave”

 

Dos litros de orina al día pueden evitar los cálculos renales

Los expertos recomiendan que las personas que hayan tenido un cálculo renal tomen muchos líquidos o fármacos diuréticos, ya que producir al menos dos litros de orina al día reduce el riesgo de formar más piedras.

Fuente: 'Colegio Americano de Médicos'

 

PUBLICIDAD