PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Boxeo fitness
Practicar boxeo para ponerse en forma es una tendencia al alza, que atrae cada día a más mujeres cuyo objetivo es conseguir un cuerpo más atractivo y tonificado, y mejorar su capacidad de defensa. ¡Súbete al ring!
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Calentamiento para el entrenamiento de boxeo

El calentamiento es una parte fundamental en el boxeo para evitar lesiones en la que se pueden realizar diferentes ejercicios que prepararán a los músculos para la actividad. Son aquellos ejercicios previos a lo que técnicamente sería boxeo. Antes de empezar se aconseja dedicar unos pocos minutos a estirar para que el músculo entre en calor y aguante mejor la carga física que le espera.

Un ejercicio habitual es correr, que además de otorgar resistencia y velocidad de piernas, las tonifica y ayuda a adelgazar. En el boxeo, correr está más centrado en el sprint y en la velocidad que únicamente en la resistencia; y es que se busca una alta intensidad para poder combatir a alta velocidad.

Otro ejercicio que se puede realizar para calentar es uno de los más clásicos que se ven en un gimnasio de boxeo: saltar a la comba, que sirve para desarrollar la velocidad de pies, fortalecer piernas y glúteos, la coordinación motriz general y, por supuesto, la capacidad anaeróbica. Este ejercicio tiene muchas variables como saltar con los dos pies a la vez, dar saltos levantando las rodillas…

Subir escaleras corriendo (como en la película Rocky) es una actividad altamente recomendada para mejorar la potencia de las piernas y los rápidos movimientos que incrementarán las habilidades de movimiento en el boxeo.

Los abdominales son básicos en el boxeo, ya sea para recibir posibles golpes sin que suponga un gran dolor, como para que ayuden en el golpeo; así que hay que trabajarlos concienzudamente. De este modo, cualquier ejercicio en el que se fortalezca la musculatura, tanto central como lateral, de los abdominales, es adecuado. Un ejemplo: estando tumbados con los brazos en paralelo al cuerpo y posados en el suelo, se levanta un poco las caderas y se dejan las dos piernas en el aire subiendo las rodillas alternativamente hacia la cadera en perpendicular al suelo.

Actualizado: 4 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

L. García

Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio
L. García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD