PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

El ejercicio en el embarazo beneficia el cerebro del bebé

Un estudio presentado en el Congreso de Neurociencia 2013 revela que realizar ejercicio moderado durante el embarazo –unos 20 minutos tres veces por semana– puede mejorar el desarrollo del cerebro del bebé.
El ejercicio en el embarazo beneficia el cerebro del bebé

El ejericicio en el embarazo también es bueno para el futuro bebé

11 de Noviembre de 2013

Una investigación llevada a cabo en el Centro de Investigación del Hospital CHU Sainte Justine en Montreal, Canadá, cuyos resultados se han presentado en el Congreso de Neurociencia 2013 celebrado en San diego (California, EE.UU.), ha revelado que realizar ejercicio moderado durante el embarazo –aunque solo sean 20 minutos tres veces por semana– contribuye a mejorar el desarrollo del cerebro del bebé recién nacido.

El profesor David Ellemberg, director del estudio, ha señalado que ya se habían observado resultados similares en investigaciones con animales, pero que este es el primer ensayo controlado aleatorio realizado en seres humanos con el fin de medir objetivamente el impacto que tiene en el cerebro de un niño recién nacido el hecho de que su madre practicase ejercicio durante el embarazo.

El professor Daniel Curnier, otro de los autores del trabajo, ha explicado que mientras el sedentarismo incrementa el riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo, se ha podido comprobar que la actividad física contribuye a que la gestación resulte más llevadera, mejora la recuperación posparto y disminuye el riesgo de obesidad en los niños.

Los bebés cuyas madres habían realizado ejercicio durante la gestación poseían una actividad cerebral más madura

Para llevar a cabo la investigación, las mujeres embarazadas que participaron en la misma se dividieron en dos grupos, uno de los cuales practicaba ejercicio –un mínimo de 20 minutos de ejercicio cardiovascular moderado, tres veces por semana–, mientras que el otro era sedentario.

Posteriormente, los investigadores evaluaron la actividad cerebral de los bebés cuando estos tenían entre ocho y doce días de edad, empleando un encefalograma, prueba con la que se puede grabar la actividad eléctrica del cerebro. Para ello, colocaron 124 electrodos en la cabeza de los bebés, y cuando estos se quedaron dormidos midieron su memoria auditiva mediante la respuesta inconsciente de su cerebro a sonidos repetidos y nuevos.

Según estos científicos, los resultados de la investigación mostraron que los bebés cuyas madres habían realizado ejercicio durante la gestación poseían una actividad cerebral más madura, y esto sugiere que su cerebro se desarrolló más rápidamente. Ahora, su intención es evaluar el desarrollo cognitivo, motriz y del lenguaje de estos niños con un año de edad para comprobar si las diferencias observadas se mantienen en el tiempo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'