PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

El yoga al final del embarazo beneficia a la madre y al feto

El yoga es beneficioso también al final del embarazo, según un estudio que ha analizado 26 posturas de yoga y ha comprobado que no altera la frecuencia cardiaca fetal, ni se observan efectos adversos tras su práctica.
Cuatro embarazadas practican yoga

Un grupo de mujeres embarazadas practica yoga.

07 de Enero de 2016

El yoga es un ejercicio especialmente recomendado durante el embarazo, pero algunas de las posturas habituales que se adoptan al practicarlo despertaban dudas en cuanto al bienestar fetal, porque se pensaba que podían tener como consecuencia disminuir la circulación al feto o incrementar su frecuencia cardíaca.

Sin embargo, un nuevo estudio realizado por científicos del Jersey Shore University Medical Center, con la participación del Hospital de Niños Kosair en Kentucky (EE.UU.), que se ha publicado en Obstetrics and Gynecology ha revelado que este tipo de movimientos no son perjudiciales aunque la mujer esté en la etapa final de su embarazo.

En las 26 posturas de yoga analizadas se mantenía normal la frecuencia cardíaca del feto

Los investigadores seleccionaron a 25 mujeres sanas que se encontraban entre la semana 35 y la 37 de embarazo, y monitorizaron la frecuencia cardíaca fetal mientras ellas practicaban las 26 posturas comunes de yoga, comprobando que en todas las posturas se mantenía normal la frecuencia cardíaca del feto. Además, ninguna de las participantes en el estudio refirió una reducción del movimiento fetal, contracciones uterinas, pérdida de líquido o sangrado vaginal en las 24 horas posteriores a la prueba.

Estas mujeres no presentaban ninguna complicación del embarazo, no tenían antecedentes de hipertensión arterial, y su peso era saludable. Diez de ellas practicaban yoga con regularidad, ocho estaban familiarizadas con esta disciplina, y siete no lo habían hecho nunca. La sesión fue supervisada por un instructor certificado, un obstetra, y un médico residente, y evitaron las posturas que llevaran el peso del bebé a sus estómagos o aquellas que aumentaran el riesgo de caídas u otras lesiones.

Como ha explicado Rachael Polis, la autora principal del trabajo, si bien se trata de un estudio preliminar, no se han podido constatar efectos adversos sobre el bienestar de la madre o del feto en las 26 posturas analizadas, incluyendo aquellas de las que se sospechaba que podían estar contraindicadas en este caso, como la de perro boca abajo, la pose de niño, bebé feliz y actitud de cadáver.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'