PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Ejercicio físico tras la cesárea
A diferencia del parto natural, la cesárea requiere más cuidados, y la recuperación es algo más lenta. Te decimos cuándo y cómo empezar a hacer ejercicio, cuáles son más efectivos, y cuáles están contraindicados.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Gimnasia abdominal hipopresiva tras la cesárea

Abdominales hipopresivos

La gimnasia abdominal hipopresiva consiste en una serie de ejercicios que combinan respiración y postura para trabajar el abdomen y el periné.

Una de las zonas más problemáticas tras la cesárea es la abdominal, por eso es muy recomendable trabajarla de forma concreta. Aquí entra en juego un tipo de gimnasia, la denominada Gimnasia Abdominal Hipopresiva o Reprocessing Soft Fitnnes (RSF), que cada vez está más en auge y es perfecta tras un parto, tanto por sus beneficios estéticos como por las ventajas terapéuticas que ofrece.

De hecho, desde la Asociación Española de Fisioterapeutas (AFC) indican que, en los casos de cesárea, a partir de la sexta semana posparto se puede iniciar la gimnasia, pero puntualizan que "los ejercicios abdominales que se realizarán serán siempre hipopresivos".

“Se trata de una serie de ejercicios que combinan la respiración y la postura para trabajar el abdomen y el periné. Es lo más efectivo que existe para mejorar el tono abdominal (disminuido por el aumento del volumen de la tripa durante el embarazo) y el tono perineal (rebajado por el peso del bebé durante el embarazo)”, explica Leyre Alonso, fisioterapeuta experta en uroginecología, obstetricia y sexología, y co-directora de la clínica vizcaína Hazia Fisioterapia.

Básicamente consiste en contraer los músculos abdominales de forma dirigida, ayudándose de la respiración. Las posturas que se practican eliminan o reducen la presión del paquete visceral sobre el suelo pélvico, mientras se trabajan los abdominales. También se implica a los músculos de la espalda, lo que mejora la postura y alivia los posibles dolores y molestias. Eso sí, al ser ejercicios muy específicos, necesitaremos la guía de un profesional.

Al principio la técnica puede resultar un tanto difícil, pero seguro que pronto aprendemos a hacer bien los ejercicios y comprobamos los excelentes resultados.

Beneficios de la gimnasia abdominal hipopresiva

La gimnasia abdominal hipopresiva es un tipo de actividad física con numerosos beneficios, ya que trabaja los músculos desde dentro y de forma bastante eficaz. “Los ejercicios no son lesivos; siguen el principio de no violencia sobre el propio cuerpo. Trabajan abdomen, periné, espalda, brazos y piernas… todo el cuerpo en general, siguiendo principios de no autolesión”, asegura la fisioterapeuta experta en uroginecología, obstetricia y sexología, y co-directora de la clínica vizcaína Hazia Fisioterapia, Leyre Alonso.

Por tanto, además de su evidente utilidad estética para reducir el perímetro de la cintura y adelgazar, tiene muchos más beneficios, cada vez más contrastados:

  • Previene el descenso de órganos o evita su progreso.
  • Fortalece los abdominales y estabiliza las lumbares, sin aumentar la presión sobre las vísceras. Y es que, a diferencia de otros ejercicios, no aumenta la presión en el abdomen, sino que la disminuye.
  • Recupera la musculatura tras la cesárea.
  • Mejora el tono muscular del suelo pélvico, ya que fortalece la musculatura de la vagina, la vejiga, el ano y el recto. Con ello, consecuentemente, ayuda a controlar los problemas de incontinencia.
  • Previene hernias y favorece el tránsito intestinal.
  • Evita la hinchazón de piernas.
  • Contrarresta la actividad deportiva de alto impacto.
  • Disminuye los dolores menstruales y los que pueden surgir durante las relaciones sexuales.
  • Combate la flaccidez y debilidad abdominal.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD