PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

El deporte de alta intensidad aumenta la longevidad

Una investigación revela que los deportistas de élite viven tres o cuatro años más que la población general y tienen menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cáncer de colon o de mama.
Competición de atletismo

Practicar ejercicio a alta intensidad reduce el riesgo cardiovascular. Diego Barbieri / Shutterstock.com

03 de Septiembre de 2014

Las personas que hacen ejercicio regularmente tienen mejor salud pero, además, y según los resultados de una nueva investigación –publicada por la Clínica Mayo–, que ha analizado 10 estudios anteriores en los que se incluyó a 42.807 deportistas de alto rendimiento, los deportistas de élite tienen mayor longevidad que el resto de la población, y el ejercicio de alta intensidad reduce las posibilidades de fallecer a causa de enfermedades cardiovasculares, cáncer de colon o cáncer de mama.

Es cierto que se trata de personas que precisamente por su dedicación profesional al deporte también tienen hábitos de vida saludables, ya que siguen una dieta sana y equilibrada, y no consumen tabaco ni alcohol, pero las conclusiones del estudio se pueden extender a la población general que practica ejercicio habitualmente, ya que sus autores señalan que, por ejemplo, caminar un mínimo de media hora diaria puede significar vivir un 10% más.

Como explica Alejandro Lucía, coautor del estudio e investigador de la Universidad Europea, han comprobado que las personas que han realizado deporte de alta intensidad durante bastantes años viven unos tres o cuatro años más y tienen un menor riesgo de desarrollar una patología cardiovascular o cáncer de colon o mama.

Los deportistas de élite viven unos tres o cuatro años más y tienen un menor riesgo de desarrollar una patología cardiovascular, o cáncer de colon o mama

Otro estudio, también publicado por la Clínica Mayo, indica sin embargo que superar un cierto nivel de ejercicio puede perjudicar la salud cardiovascular. En éste, los investigadores evaluaron a 2.377 personas que habían superado un infarto y afirman que la mortalidad cardiovascular aumenta si se sobrepasan ciertos límites, por ejemplo, correr 50 kilómetros a la semana.

El investigador español señala que este estudio se ha hecho con personas que habían sufrido un ataque cardiaco, y que salvo el posible riesgo de fibrilación auricular, que hay que vigilar en estos casos, no se ha demostrado científicamente que el ejercicio sea malo para la salud a partir de un tope y que, por el contrario, lo que sí se ha comprobado que supone un riesgo es el sedentarismo.

Entre los beneficios de la actividad física este experto destaca la disminución de la mortalidad cardiovascular y por cáncer de colon y mama –reduciendo además la posibilidad de recidiva del tumor en los pacientes que ya lo han tenido–, y atenuar la neurodegeneración asociada al envejecimiento.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''