PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Kettlebells
Las kettlebells permiten dar una nueva dimensión al entrenamiento de tonificación muscular. Descubre cómo puedes innovar y mejorar tu forma física a través de estas curiosas pesas rusas.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Beneficios de las kettlebells para la salud

Los gimnasios más punteros ya cuentan con clases únicas de kettlebells, en las que los monitores trabajan prácticamente todos los grupos musculares con estas pesas rusas, aunque también es muy normal que sirvan de complemento a otro tipo de actividades físicas en las que se combinan diferentes tipos de ejercicios, como puede ser el crossfit.

Y es que, los beneficios para la salud que proporciona el entrenamiento con kettlebells son amplios:

  • Las kettlebells consiguen una tonificación muscular completa, ya que con ellas se pueden trabajar tanto los grupos musculares como los músculos estabilizadores, mucho más difíciles de ejercitar con los ejercicios tradicionales de levantamiento de pesas.
  • Ayuda a desarrollar la fuerza funcional y la resistencia tanto física como mental, puesto que las tandas de ejercicios también están pensadas para ejercitar el cuerpo para las tareas diarias. El esfuerzo con los kettlebells no sólo se queda en la sala del gimnasio.
  • Son buenas para ayudar a combatir el estrés y la ansiedad. Además, normalmente las clases son en grupo, por lo que contribuye también a la socialización.
  • Pueden mejorar la postura corporal, ya que, para hacer bien los ejercicios, el monitor especializado estará bien atento a que los participantes hagan los movimientos de manera correcta para no producir una lesión.
  • Con las pesas rusas también se trabaja las articulaciones, la flexibilidad y el buen tono corporal general.
  • Aunque el levantamiento de pesas es un ejercicio anaeróbico y, por lo tanto, no es la primera opción en un programa de entrenamiento cuyo principal objetivo sea el adelgazamiento, este tipo de ejercicio ayuda a mejorar la masa muscular y, con ello, acelera el metabolismo, puesto que los músculos necesitan bastante energía para funcionar. Así, a la larga, es más fácil mantener la línea, aunque hay que tener en cuenta que los músculos pesan más que la grasa, por lo que muchas personas se asustan al subir a la báscula y ver que no han perdido peso (aunque sí grasa).

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD