PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

La luxación de hombro, un riesgo para paracaidistas

La práctica del paracaidismo puede causar una lesión, la luxación de hombro –debido a la presión del aire–, que dificulta abrir o pilotar el paracaídas y puede aumentar el riesgo de sufrir un accidente mortal.
Paracaidistas

La luxación de hombro puede dificultar la apertura y manejo del paracaídas.

15 de Abril de 2014

La práctica del paracaidismo puede ocasionar una lesión, la luxación de hombro –que se produce a consecuencia de la presión del aire–,  que puede poner en peligro la vida del deportista porque éste tiene más dificultades tanto para abrir el paracaídas, como para pilotarlo, aumentando así las posibilidades de que sufra un accidente.

En una investigación que han llevado a cabo médicos de la Clínica CEMTRO de Madrid con la colaboración del Hospital Universitario de Donosita (San Sebastián), y que se ha presentado en el 2º Congreso Conjunto de la Sociedad Española de Rodilla y la Asociación Española de Artroscopia, se ha comprobado que la luxación anterior es la lesión de hombro que con mayor frecuencia sufren los paracaidistas.

La mayoría de las luxaciones que sufrieron los pacientes del estudio fueron graves e hicieron que tuvieran dificultades para abrir el paracaídas o para volar, a pesar de tener experiencia en el salto

El jefe de la Unidad de Hombro de la Clínica CEMTRO, el Dr. Santiago Arauz de Robles, ha explicado que la mayoría de las luxaciones que sufrieron los pacientes que participaron en el estudio fueron graves, y que esto hizo que tuvieran dificultades para abrir el paracaídas o para volar a pesar de tener experiencia en el salto.

La Comisión Internacional de Paracaidismo, basándose en datos recopilados en 37 países, atribuye la mayoría de los accidentes mortales durante la práctica de paracaidismo a una incorrecta manipulación del dosel y el aterrizaje, especialmente a errores al aterrizar, a la apertura del paracaídas antes de tiempo, o a la activación baja de este dispositivo.

Por ello, los autores del nuevo estudio han recomendado que las personas que vayan a practicar este deporte se sometan a un reconocimiento médico deportivo previo, y también consideran importante trabajar en conjunto con las escuelas de paracaidismo para evaluar alternativas de apertura y vuelo si se sufre una luxación en el aire.  En el caso de que el paracaidista haya sufrido ya una luxación en el hombro estos expertos aconsejan que no salte de nuevo, e incluso que se opere si le ha sucedido varias veces.

Fuente: Clínica CEMTRO

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD