PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Las lesiones en la rodilla aumentan el riesgo de artrosis

Las lesiones en la rodilla, muy frecuentes en deportistas, se asocian a la aparición de artrosis de rodilla a largo plazo. Para evitarlo, los expertos aconsejan un diagnóstico y tratamiento inmediatos de la lesión.
Rodilla lesionada con artrosis

Lesión de rodilla, habitual en los deportistas.

25 de Enero de 2013

Sufrir una lesión en la rodilla aumenta significativamente las posibilidades de desarrollar artrosis en el futuro. Por ello, especialistas en medicina deportiva y traumatólogos que se han dado cita en el XII Curso Internacional Teórico-Práctico de Patología de Rodilla, explican que es muy importante diagnosticar y tratar inmediatamente este tipo de lesiones.

Así por ejemplo, las lesiones del ligamento cruzado anterior, muy frecuentes en deportistas, se han relacionado con la aparición de artrosis en la rodilla, según revela un estudio que acaba de publicarse en ‘Clinics in Sports Medicine’.

Los autores del estudio, que pertenecen a la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos, comprobaron que estas lesiones son más habituales en personas jóvenes que realizan deportes o cualquier actividad física en la que se pivota sobre la rodilla, y que la discapacidad y el dolor asociados a esta lesión se manifiestan a los 10 o 15 años de haberse producido.

La discapacidad y el dolor asociados a las lesiones del ligamento cruzado anterior se manifiestan a los 10 o 15 años de haberse producido

En el caso de las mujeres que practican actividades que requieren pivotar sobre la rodilla, su riesgo a sufrir una lesión es entre tres y cinco veces mayor que en los hombres, según destaca el trabajo. El Dr. Tomás Fernández Jaén, del Servicio de Medicina y Traumatología del deporte de Clínica Cemtro explica que esto se debe a que la musculatura inferior de las mujeres –isquiotibiales– está menos desarrollada y a factores hormonales, entre otros.

Este especialista recomienda que para prevenir el desarrollo de osteoartritis se realice una resonancia magnética de alta resolución al paciente, para comprobar la magnitud de la lesión y si hay edema. Además, según Fernández Jaén, restaurar el ligamento cuanto antes puede evitar que se produzcan lesiones secundarias como consecuencia de la inestabilidad debida al deterioro de dicho ligamento.

En invierno es más frecuente sufrir lesiones en la rodilla, y no solo por la práctica de deportes como el esquí, sino también porque la gente se resbala a menudo cuando el pavimento está mojado o helado. Este tipo de accidentes provoca una sobreextensión de la pierna o mecanismo de rotación o torsión de la rodilla, con la consecuente rotura del ligamento. Como prevención, se recomienda utilizar un calzado apropiado, que disminuya el riesgo de resbalar, y fortalecer los músculos de las piernas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''