PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Fracturas por estrés
Los deportistas y las personas que realicen una actividad física continuada pueden sufrir una fractura por estrés. Te explicamos sus síntomas y tratamiento, y qué medidas debes tomar para disminuir el riesgo.
Escrito por Julián Martínez San Juan, Osteópata, quiromasajista deportivo y técnico superior deportivo

Síntomas de una fractura por estrés

Habitualmente, una fractura por estrés viene acompañada de dolor unido con la actividad, y por lo tanto, que cede con el reposo del miembro afectado. Con la actividad continua y la consecuente fractura ósea, el dolor usualmente se vuelve constante. Los síntomas de una fractura por estrés a menudo se presentan por dos a tres semanas, pero pueden llegar a complicarse hasta cinco semanas o más. Los resultados del examen físico y la palpación arrojan dolor localizado, edema, aumento de temperatura y eritema.

La localización de este tipo de lesiones es especialmente difícil, ya que se suele confundir con lesiones musculares comunes (tendinitis, sobrecargas, etcétera). Por ello, el historial deportivo del paciente y su actividad diaria, tanto deportiva como laboral, puede ayudar a su detección. El diagnóstico temprano es esencial para evitar complicaciones y lograr un retorno deportivo lo antes posible.

Diagnóstico de una fractura por estrés

Para un diagnóstico acertado de una fractura por estrés, se debe realizar una completa exploración biomecánica, buscando principalmente desequilibrios musculares, debilidad, rigidez o disimetrías si la lesión se haya en miembros bilaterales.

Entre los estudios utilizados para diagnosticar las fracturas por estrés se encuentran:

  • Radiología: poco efectiva para realizar un diagnóstico temprano, ya que detecta cambios óseos evidentes y en forma tardía.
  • Centello grama óseo con tecnecio 99: estudio de medicina nuclear con alta sensibilidad para captar zonas de alto intercambio osteo-cálcico.
  • Resonancia magnética: muy útil para el diagnóstico precoz evidenciando áreas de edema óseo medular, así como partes blandas adyacentes.
  • TAC: es el método de más alta especificidad, por la definición de la estructura ósea y resolución espacial.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD