PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Uña negra
El hematoma subungueal, lo que coloquialmente se conoce como uña negra o dedo del corredor, es un problema producido por un sangrado en el primer o segundo dedo del pie. Conoce cómo se soluciona.
Escrito por Julián Martínez San Juan, Osteópata, quiromasajista deportivo y técnico superior deportivo

Síntomas y diagnóstico de la uña negra

Dedo gordo con uña negra

El color del hematoma abarca desde un ligero tono amarillento hasta el negro más oscuro.

Como síntoma físico de la uña negra lo más apreciable, por su variedad cromática, es el hematoma. La horquilla de colores abarca desde un ligero tono amarillento hasta el negro más oscuro. En ocasiones el derrame es azulado, en otras, el color rojo carmesí de la sangre se hace más evidente. A medida que el coágulo se forma se crean pigmentaciones diferentes, que no por ello denotan mayor gravedad; es subjetivo. Todos conocemos a esas personas que a una ligera presión en la piel su cuerpo reacciona con un cardenal que le dura semanas, mientras que a otras personas apenas les sale una rojez cuando reciben un duro golpe.

Otro síntoma evidente es el dolor, que por normal general suele ser pulsátil, es decir, que da la sensación de que late como si de un corazón se tratara. A medida que avanza la lesión este dolor se hace constante y sordo.

La uña negra no es de pronóstico ni evolución grave, pero sí muy molesta y en algunos casos invalidante por la incapacidad de apoyar el pie. Es un trastorno muy sencillo de diagnosticar debido a que las evidencias físicas comentadas (tipo de práctica deportiva, hematoma, dolor localizado, etc…) lo hacen muy llamativo. No obstante, se puede realizar un examen dermatoscópico para asegurar el diagnóstico y descartar la posibilidad de melanoma.

Tipos de pie

Sería interesante en este apartado hacer una breve referencia al tipo de pie. En algunas personas la uña negra afecta siempre a su primer dedo, el pulgar, mientras que en otras, en cambio, aparece en el segundo dedo. Esto se debe al tipo morfológico de pie y a la longitud del primer dedo respecto al segundo. Existen tres grandes distinciones, que se denominan pie egipcio, pie griego y pie romano.

  • Pie egipcio: el primer dedo, el pulgar, es más largo que el segundo. Es el pie más frecuente.
  • Pie griego: el primer dedo es más corto que el segundo. Aproximadamente una de cada tres personas tiene este tipo de pie.
  • Pie romano: el primer y segundo dedo tienen la misma longitud. Solo un pequeño porcentaje de la población tiene este tipo de pie. 

Actualizado: 5 de Marzo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD