PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Estudio de la pisada
Calzarse las zapatillas y practicar running es muy saludable, pero para prevenir trastornos asociados a tu forma de andar y correr es aconsejable que te realices un estudio de la pisada. Te explicamos en qué consiste.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Tipos de pisada

Tipos de pisada

El estudio de la pisada permite valorar si es necesario utilizar una plantilla correctora.

Igual que una huella de barro es la mejor pista para un avezado detective en una película policíaca, la pisada de cada persona es casi como una huella dactilar para un experto. Aunque cada uno de nosotros pisamos de una manera diferente, los especialistas han agrupado los tipos de pisadas en tres grandes grupos: pronador, supinador y neutro.

Pie pronador

La mayoría de los corredores tiene un pie pronador, aunque esto es un efecto fisiológico que hace el propio pie para adaptarse a los diferentes tipos de terreno y así evitar lesiones. En este caso, tanto el tobillo como el pie actúan como los amortiguadores de un coche, dando seguridad a la pisada para que se haga de una forma natural y adaptativa.

La pronación hace que el pie se incline hacia su zona interna en el momento de caminar; el problema empieza cuando dicha inclinación es superior a lo que se estima como normal –lo que se conoce como sobrepronación–, y entonces un especialista debe valorar la necesidad de utilizar una plantilla correctora.

Pie supinador

Por su parte, el pie supinador realiza el efecto contrario al pie pronador, es decir, de manera natural no lleva a cabo, o apenas lo hace, ese giro hacia el interior para salvar obstáculos del terreno, por lo que el pie apoya principalmente por su parte externa.

El hecho de que la parte externa del talón de las zapatillas esté desgastado no es motivo suficiente para pensar que tenemos un pie supinador, puesto que el auténtico pie supinador apoya todo el lateral externo (no sólo el talón), con lo que el desgaste de la suela de la zapatilla debería ser a lo largo. Este matiz hace que el porcentaje de personas que tienen un pie supinador sea muy bajo, y se estima que tan sólo el 10% de las personas lo tienen.

Pie neutro

En tercer lugar, el pie neutro, también conocido como pie universal o pie normal, es aquel que no suele ejercer movimiento ni hacia dentro ni hacia fuera cuando pisa. Cuando una persona tiene un pie neutro, camina como si tuviera un desplazamiento lineal, ya que tanto el primer impacto al pisar (en el talón), como el segundo de apoyo, se hacen en una especie de línea recta virtual.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD