PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Proteína de whey
Te contamos los pros y los contras de todo un clásico de las salas de pesas, la proteína de whey, un suplemento a base de aislado de suero de leche, una proteína de alto valor biológico utilizada en la ganancia muscular.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Contraindicaciones y riesgos de la proteína whey

Riesgos de la proteína whey

Antes de tomar proteína whey, consulta si realmente la necesitas y analiza su etiquetado.

La toma de suplementos de proteína whey puede ser un recurso en situaciones concretas y en la recuperación o el entrenamiento para aumentar tono muscular, tal y como explicamos en el apartado tres. Sin embargo, el consumo de este producto no está exento de algunas contraindicaciones, que conviene conocer y valorar, y no siempre será realmente necesario.

La fase del suero lácteo contiene principalmente proteínas globulares; ni glúcidos ni grasas. Por este motivo, puede resultar difícil encontrar intolerancias a la lactosa sensibles a las cantidades traza, es decir, mínimas, que contiene la proteína whey. Sin embargo, es un punto a tener en cuenta en el caso de personas con intolerancias muy sensibles o virulentas y cuya tolerancia a la lactosa sea mínima.

La mayor parte de las alergias a la proteína de leche de vaca están causadas por la caseína, que es otra proteína contenida en la leche pero que en el suero es prácticamente inexistente. Pero la posibilidad, tanto de presencia de caseína en el suero lácteo, como de alergia a las proteínas globulares, está ahí, por lo que habrá que vigilar muy de cerca este riesgo. Leer los etiquetados, desechar cualquier producto donde no esté clara su composición, y ser conservadores frente a marcas no conocidas, son actitudes de sentido común que pueden ahorrarnos más de un disgusto.

La tolerancia y aprovechamiento del consumo de proteína por parte del organismo tiene un límite. Una vez superado este punto, el exceso proteico que se haya producido deberá ser eliminado. Además, las proteínas poseen una estructura molecular y un peso bastante elevado, más que el resto de componentes de la alimentación, y por ello la eliminación del organismo a través de la orina exige su disolución en elemento líquido, provocando grandes pérdidas hídricas y un trabajo renal extra.

Si existen alteraciones o problemas renales de base, la toma de suplementos proteicos deberá ser muy vigilada. Déjate asesorar por profesionales con experiencia y rigor, y sigue sus instrucciones en todo momento.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD