PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Piloxing
El piloxing es una combinación de Pilates y boxeo que te ayudará a quemar calorías mientras tonificas y fortaleces tus músculos, aumentas tu resistencia física, y mejoras tu flexibilidad y tu control corporal.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Beneficios y contraindicaciones del piloxing

El piloxing tiene numerosos beneficios para la salud, tanto física como mental; por ello resulta enormemente aconsejable practicarlo. Y es que si unimos las ventajas que proporciona el Pilates con las del boxeo, descubriremos que la mezcla de ambas actividades es una fuente de salud. Los aspectos más positivos del piloxing son:

  • Ayuda a adelgazar. Al tratarse de una actividad principalmente aeróbica, uno de sus principales beneficios es el de quemar calorías y, por tanto, moldear el cuerpo. Es una actividad perfecta para conseguir adelgazar o para mantener el peso ideal, aunque es bastante exigente y quizá, al principio, no puedas seguir todas las indicaciones del monitor o, al menos, no al mismo ritmo que otros compañeros más experimentados.
  • Contribuye a tonificar los músculos, con la consecuente mejora de diferentes grupos musculares, especialmente los glúteos y el abdomen, aunque también trabaja las articulaciones.
  • Fortalece el cuerpo, por lo que previene dolores musculares o esqueléticos. El trabajo que se realiza en este deporte te prepara para realizar las actividades diarias reduciendo el riesgo de sufrir cualquier tipo de lesión, ya que el cuerpo se ha ejercitado para evitarlo.
  • Mejora la resistencia física, lo que te permitirá aumentar paulatinamente el tiempo y la intensidad que le dedicas tanto al deporte, como a las actividades cotidianas.
  • Potencia la flexibilidad, tanto a nivel articular como en el tronco, gracias a la parte del Pilates; mientras que el boxeo ayuda a mejorar la circulación al incrementar el ritmo cardíaco y favorecer con ello la circulación del oxígeno por el organismo.
  • El piloxing también es un refuerzo en el control corporal. Esto implica un mayor equilibrio, gracias a que estabilizamos el tronco, y además evita problemas de espalda derivados de las malas posturas.
  • El aspecto psicológico también es de vital importancia en la práctica del piloxing. El control del cuerpo requiere, a su vez, un trabajo y control respiratorio que nos ayudará a combatir el estrés; además, la parte más aeróbica de este ejercicio contribuye a la liberación de endorfinas, que nos ayudan a sentirnos mejor.

Contraindicaciones del piloxing

A pesar de sus numerosos beneficios, el piloxing también tiene contraindicaciones que debes tener muy en cuenta antes de comenzar a practicarlo, porque podría resultar lesivo para tu salud si no reúnes las condiciones adecuadas.

No se trata de una actividad diseñada para la recuperación de lesiones musculares o esqueléticas, por lo que debes asegurarte de no padecer ninguna o de haberte recuperado completamente de ellas. En el piloxing se trabaja con el cuerpo, mezclando el control postural del Pilates con la realización de movimientos rápidos e intensos del boxeo, por lo que la práctica de este deporte puede agravar una lesión previa.

El piloxing es un ejercicio con una fuerte carga cardiovascular y, aunque es posible regular su intensidad, en el caso de que padezcas alguna enfermedad cardiovascular, siempre debes consultar a tu médico, que valorará tu estado general y decidirá, quizá con la ayuda de una prueba de esfuerzo, si eres apto para el piloxing y a qué nivel de intensidad puedes practicarlo.

Aunque no se puede considerar un deporte de contacto, ya que los golpes propios del boxeo se hacen el aire, es mejor que las personas portadoras de un marcapasos busquen otro tipo de actividad física. 

Actualizado: 30 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD