PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Marcha nórdica
¿Esquiar sin nieve es posible? Los finlandeses pensaron que sí y, en pocos años, han popularizado un deporte basado en el esquí de fondo, pero sin nieve. Descubre las ventajas de la marcha nórdica.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Cómo es una sesión de marcha nórdica

Las sesiones de marcha nórdica pueden ser muy diferentes, ya que se puede realizar este deporte en casi cualquier terreno. Además, dependerá también del nivel físico de los participantes, y también de si estos van en grupo o prefieren realizarlo de manera individual.

Mucho más entretenido será, por supuesto, practicarlo en compañía. Debido a su rápida expansión, son muchos los grupos que se reúnen de manera periódica para practicar la marcha nórdica, tanto en circuitos urbanos como en zonas más naturales. Es fácil encontrar estos grupos en un rápido rastreo de Internet, pero también es posible preguntar a las federaciones nacionales de marcha nórdica que, poco a poco, se van abriendo en diferentes países.

Algo que suelen compartir todas las personas que se deciden a practicar marcha nórdica es la extraña sensación del primer día cuando se dan cuenta de que este deporte no es simplemente caminar. Sin embargo, y gracias a la ayuda de un monitor especializado, pronto aprenderán cómo realizar los movimientos de la manera correcta y sin perjudicar su salud.

Una de las técnicas más comúnmente usadas para practicar marcha nórdica es la ALFA. Esta técnica enseña cómo llevar a cabo el ejercicio de una manera básica:

  • A: andar recto. Es importante que el practicante camine siempre de manera erguida para no forzar la espalda con extrañas y dolorosas posturas.
  • L: longitud máxima de brazos. No es necesario que los brazos estén completamente estirados, pero sí es importante que se realicen movimientos amplios para que la musculatura del brazo y del pecho puedan trabajar bien.
  • F: formación de un triángulo. Hay que clavar el bastón formando un ángulo de unos 60 grados. Cuando el cuerpo pase a la altura del bastón, es momento de soltarlo y centrarnos en el siguiente paso y en el siguiente bastón. Y así continuamente con cada uno de los bastones y cada uno de los pasos.
  • A: adecuación del ritmo. La longitud del paso variará dependiendo de muchos factores (del terreno, de la longitud de la pierna, de la forma física, etcétera), y también de lo que se haya avanzado con la ayuda del bastón.

Según la INWA, la técnica diagonal o tradicional es la más empleada por sus practicantes a lo largo y ancho del globo, que se basa en el método de los 10 PasosTM, y está basada en tres claves básicas: un patrón de marcha adecuado, la postura y el buen uso de los bastones, con el fin de evitar movimientos que pudieran generar lesiones articulares.

Para ello, por supuesto, también es importante realizar un calentamiento previo muscular y unos ejercicios de estiramiento cuando se termine, para evitar indeseadas lesiones.

Actualizado: 15 de Marzo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD