PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Spinning o ciclismo indoor
Una sala de fitness, música, un monitor para motivarte y muchas ganas de dar pedaladas. Es todo lo que necesitas para disfrutar de los beneficios del spinning o ciclismo indoor para tus piernas, tu corazón… y tu estrés.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

¿Cómo es una sesión de spinning?

Sesión de spinning

El instructor se encarga de controlar el ritmo e intensidad de la clase de spinning.

La bicicleta y las piernas, por supuesto, son fundamentales en el spinning, pero también lo es la música en este tipo de actividad. Y es que es el hilo conductor que permite la comunicación entre el instructor y el alumno, y será lo que marque, en todo momento, la intensidad y la velocidad de la clase, que pedaleará durante sesiones de unos 45 minutos por trayectos y rutas imaginarias al ritmo que marquen la música y el monitor. En este sentido, Madelaine Moreno, coordinadora de fitness, explica que “la combinación de diferentes tipos de ritmos permite al instructor crear combinaciones de trabajos. Fuerza y resistencia, en una subida, o control y velocidad en una bajada: la combinación de ambas es la que llevará a nuestro sistema cardiovascular a trabajar desde la primera pedalada, consiguiendo así un trabajo seguro, eficaz y divertido”.

El instructor, que ha de tener formación especializada en ciclismo indoor, es, como apunta Madelaine Moreno, “el encargado de dirigir y controlar el buen funcionamiento de la clase integrándose totalmente en el grupo de alumnos utilizando todas sus recursos para motivarlos y procurando mantener siempre el mismo nivel de trabajo”.

El monitor también es la persona encargada de conseguir que cada persona vaya mejorando su forma física de manera individual, adaptando para ello sus exigencias al nivel físico de cada participante. Por lo tanto, ayudará a su alumno a que vaya aumentando el trabajo cardiovascular según éste vaya mejorando, basándose también en otros criterios como el sexo, la edad, la condición física, el ejercicio previo, la disponibilidad horaria, el estado de salud, etcétera.

Por supuesto, no puede faltar en una buena sesión de ciclo indoor una correcta hidratación antes, durante y después de la clase, ya que es un ejercicio en el que el ritmo frenético de pedaladas hace sudar mucho aumentando la temperatura corporal y, por lo tanto, favorece la pérdida de agua y sales minerales.

Actualizado: 4 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD