PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Acrogym
Piruetas, saltos, pirámides… son algunas de las figuras estrellas del acrogym, una mezcla de gimnasia y acrobacias, que cada día gana más adeptos gracias a sus beneficios para la salud y a su espectacularidad.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Consejos para practicar el acrogym

Consejos para practicar el acrogym

La concentración es clave para evitar accidentes al practicar acrogym.

Si te apetece probar esta nueva modalidad deportiva, aquí tienes algunos consejos para empezar a practicar el acrogym:

  • El acrogym es un deporte muy exigente, por lo que es importante entrenarse con grupos de un nivel similar para no sentirnos frustrados y que esto nos haga abandonar. Normalmente, en los gimnasios se encuentran las clases para principiantes, perfectas para iniciarse en esta actividad (con precios a partir de los 30 euros por 30 minutos de actividad), y ya son los clubes los que se encargan de perfeccionar a los alumnos más aventajados. No obstante, también se pueden aprender las bases en los clubes que, además, suelen contar con programas muy completos para los acróbatas infantiles.
  • Es importante elegir ropa adecuada. Esta ha de ser cómoda y transpirable y, sobre todo, debe permitir que los movimientos sean libres y completos. Por este motivo, lo más normal es decantarse por maillots, en el caso de las mujeres, o pantalones y camisetas ajustadas, en el de los hombres.
  • Las zapatillas, medias o calcetines con los que se practique deben ser antideslizantes, y es aconsejable practicar gimnasia acrobática sin relojes, pulseras, pendientes... para evitar enganchones.
  • La concentración es fundamental para evitar accidentes y que toda la figura se venga abajo. Si alguno de los miembros del equipo no tiene su día, es mejor entrenar otro tipo de ejercicios diferentes a las pirámides.
  • Las pruebas de competición se realizan en tapices cuadrados de 12 metros. Esto es debido a que hace falta mucho espacio para poder desarrollar todas las piruetas con seguridad. Por este motivo, el lugar donde se entrene también debe ser amplio, despejado y ordenado, para que no se produzcan daños mayores en el caso de caídas.
  • El acrogym es un deporte que consigue su mayor éxito cuando los participantes se encuentran en la adolescencia o los primeros años de la edad adulta, ya que la combinación de fuerza y flexibilidad se encuentra en su punto álgido. Por este motivo, si los niños muestran interés hacia esta actividad, lo mejor es apuntarles a clases lo antes posible (normalmente se les admite a partir de los tres años, aunque hay academias que prefieren retrasarlo hasta los seis).
  • Los adultos también pueden practicar gimnasia acrobática, aunque ya es muy difícil tener éxito competitivo si son principiantes tardíos. Además, es recomendable que cuenten con una forma física mínima para sobrellevar mejor las sesiones de entrenamiento.
  • Como en cualquier otra actividad física, una correcta hidratación antes, durante y después de la misma es fundamental.

Actualizado: 5 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD