PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

No usar el coche para ir al trabajo beneficia la salud

Prescindir del vehículo privado y acudir al trabajo caminando, en bicicleta, o utilizando el transporte público, favorece la salud, ya que las personas con este hábito tienen menos grasa y un menor índice de masa corporal.
Grupo de personas acudiendo al trabajo andando

Desplazarse al trabajo de forma activa es una medida más contra la obesidad.

27 de Agosto de 2014

Prescindir del vehículo privado y acudir al trabajo caminando, en bicicleta, o utilizando el transporte público, afecta directamente a nuestra salud, ya que un nuevo estudio realizado en Reino Unido ha comprobado que las personas que tienen este hábito presentan un menor índice de masa corporal (IMC) y de grasa en el cuerpo.

Un equipo de investigadores de la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical y University College London analizaron 7.534 mediciones de IMC y 7.424 del porcentaje de grasa corporal, que se habían realizado a los participantes (hombres y mujeres) de un estudio denominado Understanding Society, the United Kingdom Household Longitudinal Study.

Se observó que los hombres que se desplazaban a su lugar de trabajo cada día de forma activa presentaban unas puntuaciones del IMC alrededor de un punto inferior a los que empleaban transporte privado, lo que supone una diferencia de peso de tres kilos. Mientras que las mujeres que acudían a trabajar de forma activa tenían 0,7 puntos menos de IMC que las que usaban su coche, lo que equivale a 2,5 kilos menos.

Los hombres que se desplazaban al trabajo de forma activa presentaban unas puntuaciones del IMC un punto inferior a los que empleaban transporte privado, lo que supone una diferencia de peso de tres kilos

En el caso de los porcentajes de grasa corporal también se comprobaron asociaciones similares, que se mantuvieron tras ajustar otros factores que podían influir en el resultado como la edad, el poder adquisitivo, la clase social, el nivel de actividad física en el puesto de trabajo, o los hábitos alimenticios.

Los autores de esta investigación, que se ha publicado en British Medical Journal, han explicado que aunque no se pueden establecer conclusiones sobre la causa directa y el efecto, las diferencias que han encontrado son superiores a las que se observan en la mayoría de las dietas personalizadas y las recomendaciones de actividad física para prevenir el exceso de peso y la obesidad, y que desplazarse al trabajo de forma activa debe considerarse una estrategia más en la lucha contra la obesidad y los problemas de salud que genera.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''