PUBLICIDAD

Embarazo
Desprendimiento de la placenta
Este fenómeno se produce en uno de cada 120 embarazos, y provoca una hemorragia debida a la rotura de los vasos sanguíneos que conectan placenta y útero. Conoce sus causas, grados de gravedad y cómo tratarlo.

Síntomas y tratamiento del desprendimiento de la placenta

Como en otras complicaciones relacionadas con la placenta, el sangrado vaginal es el síntoma más común, en este caso acompañado de dolor abdominal y contracciones uterinas. Los síntomas del desprendimiento de placenta pueden asemejarse a los de otros trastornos similares e incluyen:

  • Sangrado vaginal.
  • Dolor abdominal.
  • Contracciones uterinas.
  • Malestar.
  • Náuseas.
  • Disminución de los movimientos del feto.
  • Sangre en el líquido amniótico.
  • Hemorragia posparto.

Tratamiento del desprendimiento de la placenta

Generalmente, cuando el desprendimiento de la placenta es leve no suele entrañar peligro, ni para la madre ni para el feto. Sin embargo, ya que no es posible interrumpir el desprendimiento de la placenta una vez que se inicia, ni reimplantarla nuevamente, si el embarazo está casi a término, probablemente el médico aconseje adelantar el parto para evitar complicaciones.

El desprendimiento de placenta aumenta el riesgo de parto prematuro por lo que, cuando se diagnostica, se pueden administrar a la madre fármacos destinados a acelerar la maduración de los pulmones del feto, para minimizar los problemas derivados de un nacimiento pretérmino.

Si el desprendimiento continúa, la mujer tiene hemorragias importantes o el feto presenta dificultades, normalmente se practica una cesárea.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dra. Mónica López Barahona

La Dra. en Ciencias Químicas, Mónica López Barahonda es la Presidenta de la Fundación Jerome Lejeune España, donde desarrollan iniciativas de divulgación científica en el ámbito de la Bioética

Dra. Mónica López Barahona

Experta en bioética y maternidad subrogada, Presidenta de la Fundación Jerome Lejeune España
“La maternidad subrogada siempre supone un intercambio económico, bien con fines lucrativos, bien para paliar las molestias producidas previamente al embarazo. Es decir, en todo caso hay un lucro y un intercambio de un servicio. El fin es bueno, pero los medios no”

Salud en cifras

15-25%
de los partos en España son inducidos
Fuente: 'Dr. José Luis Bartha, Jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario La Paz'

PUBLICIDAD