PUBLICIDAD

Embarazo
Cuarto mes de embarazo
En el cuarto mes de embarazo es vital que cuides tu dieta y practiques ejercicio físico para fortalecer el organismo. El feto experimentará numerosos cambios, y tú empezarás a percibir sus movimientos.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Semana 14 de embarazo

Durante la semana 14, comienza el segundo trimestre de embarazo y, con él, una nueva etapa del desarrollo del feto.

El bebé

El feto pesa alrededor de 30 gramos y mide aproximadamente unos 10 cm de longitud (como el tamaño de un limón). Su cabeza y extremidades superiores son casi proporcionales. Sin embargo, será necesario algún tiempo más para que esta proporcionalidad alcance también a las extremidades inferiores.

El cuello se alarga permitiendo que las orejas se desplacen hacia arriba y encuentran su posición. Comienzan los movimientos oculares, pero todavía mantiene los párpados cerrados. La cabeza continúa flexionada, de tal manera que la barbilla toca el pecho. Se aprecian los labios en la boca.

La piel es tan fina que se muestra transparente, dejando ver los vasos sanguíneos.

Un aspecto destacado en esta semana es el desarrollo y la funcionalidad de las glándulas sebáceas (responsables de sintetizar el sebo, sustancia que lubrica y protege la superficie de la piel) y las glándulas sudoríparas (segregan grasa líquida sobrante y sudor).

Es muy probable que durante la semana 14 de embarazo, se inicie la formación del meconio.

El meconio es el término que se utiliza para denominar a las primeras heces del bebé tras el nacimiento. Esta deposición muestra un color y una textura diferente al resto de deposiciones, es viscosa, espesa y de color verdoso bastante oscuro. Lo habitual es que el bebé expulse estas heces en las primeras 24-48 horas después del parto.

El meconio está compuesto por líquido amniótico, células desprendidas de la piel y del tracto intestinal, moco, bilis y el vello que recubre el cuerpo del bebé conocido como lanugo. Durante la gestación, el feto traga líquido amniótico y lo elimina a través de la orina, mientras que las demás sustancias que loa compañan pasan al intestino, donde se forma el meconio. De esta manera, el bebé actúa a modo de filtro para mantener el líquido amniótico claro y limpio.

La mamá

Ya en la semana 14 de embarazo, han remitido casi todas las molestias asociadas con el primer trimestre. La gestante, por lo general, se encuentra muy bien, sin embargo, aparecen nuevos  síntomas: las encías se hacen más sensibles y es posible que sangren durante  el cepillado y pueden producirse hemorragias nasales al sonarse, debido al aumento de la presión y del flujo sanguíneo.

El vientre se muestra más abultado, lo que no va a influir en la vida diaria. Es conveniente seguir una dieta sana y realizar ejercicio físico moderado para fortalecer al organismo.

Actualizado: 25 de Noviembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD