PUBLICIDAD

Embarazo
Noveno mes de embarazo
A partir del noveno mes de gestación el parto puede presentarse en cualquier momento, así que conviene que estéis preparados para el comienzo de la aventura de ser padres. Conoce qué ocurre en las últimas semanas.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Semana 40 de embarazo

Hoy en día es poco frecuente que un feto llegue a cumplir las 40 semanas de edad gestacional ya que, de no presentarse de forma natural, los médicos prefieren provocar el parto con medicinas, porque consideran que es mejor que el bebé esté ya fuera de la madre por el bien de ambos.

El bebé en la semana 40

Mientras permanezca dentro del útero, el bebé seguirá creciendo si todo va bien. Esto no es del todo positivo ya que si crece mucho tendrá más dificultades para salir a través del canal del parto.

La mamá en el final del embarazo

Las sensaciones que tenía la semana anterior continúan igual o se incrementan. Es frecuente que si el parto no se ha producido aún se decida el ingreso de la mamá en un hospital. Es mejor así, ya que se tiene un control mayor sobre el estado del bebé y de la mamá, y se puede atender el parto con carácter inmediato. Además, la mamá podrá descansar mejor y sentirse más tranquila al estar vigilada por el médico. El reposo de la mamá debe ser absoluto, de manera que pasará casi todo el día tumbada o, en todo caso, sentada.

Pruebas en la semana 40 de embarazo

El control médico de la madre y del bebé es constante. Se realizan varias pruebas a la mamá para comprobar el bienestar del bebé:

  • Amnioscopio: es un tubo que se introduce un poco en el útero para comprobar que el aspecto del líquido amniótico es el adecuado. A estas alturas del embarazo se puede ver la cabeza del bebé cerca de la entrada al útero.
  • Registro cardiotocográfico: se colocan sensores en la tripa de la mamá para observar la reacción que provocan las contracciones uterinas sobre el ritmo de los latidos del corazón del bebé. A veces el médico provoca las contracciones con medicinas para cerciorarse de que el bebé se encuentra bien.
  • Ecografía: es muy importante, sobre todo para ver que la placenta sigue funcionando correctamente y no se ha desprendido. También permite ver si el cordón umbilical está enredado en el bebé, lo que podría dificultar el parto.
  • Eco-Doppler: es un tipo de ecografía especial que muestra cómo fluye la sangre por la placenta, el cordón umbilical y el organismo del bebé. Así se puede saber si el bebé sigue recibiendo de la mamá suficiente sangre para alimentarle y oxigenarle.

Es muy importante, además del control médico y las pruebas necesarias para el seguimiento del bienestar fetal, que la mamá se encuentre en un ambiente tranquilo y familiar. La familia debe estar a su lado durante estos últimos días del embarazo, prestándole su apoyo emocional.

Actualizado: 22 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Tirso Pérez Medina

Dr. Pérez Medina, experto en ginecología y obstetricia del Hospital Puerta de Hierro.

Dr. Tirso Pérez Medina

Jefe de sección de Ginecología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid
“La inducción del parto ha de realizarse exclusivamente por criterios médicos, en el caso de que existan enfermedades que amenacen la salud de la madre o la salud del feto”

Salud en cifras

23%
de las mujeres mexicanas se casa o vive en unión conyugal antes de los 18 años
'Fuente: 'Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)’’'

PUBLICIDAD