PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Asocian contaminación en el embarazo y riesgo de TDAH

La exposición a la contaminación atmosférica durante el embarazo aumenta el riesgo de que el niño presente problemas de conducta relacionados con el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH).
Asocian contaminación en el embarazo y riesgo de TDAH

La exposición prenatal a la contaminación atmosférica aumenta el riesgo de TDAH

06 de Noviembre de 2014

La exposición a la contaminación atmosférica durante el embarazo aumenta el riesgo de que el niño presente problemas de conducta relacionados con el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (TDAH) a los 9 años de edad, según un estudio realizado por investigadores del Centro Columbia de Salud Ambiental Infantil de la Escuela Mailman de Salud Pública de Nueva York (EE.UU.).

Los autores del trabajo evaluaron a 233 mujeres no fumadoras residentes en la ciudad de Nueva York y a sus hijos, desde el embarazo y durante la infancia de los niños, y observaron que los hijos de mujeres que se habían expuesto a elevados niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) durante la gestación tenían cinco veces más posibilidades de sufrir TDAH y de presentar un mayor número e intensidad de los síntomas característicos de este trastorno.

Los niños cuyas madres se habían expuesto a elevados niveles de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) durante la gestación tenían cinco veces más posibilidades de desarrollar TDAH

La exposición de los niños a los HAP –sustancias tóxicas generadas por diversas fuentes, como el tráfico y las calderas de calefacción–, se midió a través de la detección de metabolitos de HAP en la orina de los pequeños a los 3 y 5 años de edad, mientras que los problemas del comportamiento asociados al TDAH se evaluaron empleando la Conners Parent Rating Scale.

Aunque los científicos no han podido determinar el mecanismo por el que se produce esta asociación, han señalado varias hipótesis, como la interrupción del sistema endocrino, daños en el ADN, estrés oxidativo, o interferencia con factores de crecimiento de la placenta que provocaría una reducción en el intercambio de oxígeno y nutrientes.

Según datos manejados por los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos se estima que aproximadamente el 10% de los niños estadounidenses tiene uno de los tres tipos de TDAH: falta de atención, hiperactividad e impulsividad, o una combinación de ambos, por lo que los expertos consideran que los resultados del trabajo son preocupantes y se debería investigar más para comprender bien el impacto de la polución sobre la aparición de esta patología.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''