PUBLICIDAD

Embarazo
Preeclampsia
Es más que una hipertensión arterial durante el embarazo que daña a los riñones provocando la pérdida de proteínas por la orina. Si no se controla, sus complicaciones pondrán en peligro a la madre y al feto.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Complicaciones de la preeclampsia

Las complicaciones que puede ocasionar la preeclampsia son varias; las más importantes son el síndrome HELLP y la eclampsia, pero hay más.

Síndrome HELLP

Es una complicación rara que afecta sobre todo a la sangre y al hígado. Se caracteriza por provocar a la embarazada:

Los síntomas que suele padecer la paciente son dolor abdominal en la boca del estómago y más a la derecha, cerca de las costillas, que es donde está el hígado, náuseas, vómitos, dolor de cabeza y diarrea.

Eclampsia

Es la consecuencia de una preeclampsia mal tratada o imposible de controlar. El 50% de las eclampsias sucede durante el embarazo, el 15% durante el parto, y el resto en las primeras horas del puerperio. Ocurre cuando la contracción difusa de los vasos sanguíneos es tan grande que el paso de sangre a través de ellos es escaso y se producen microinfartos. El órgano más importante que se ve afectado en la eclampsia es el cerebro, tanto es así que se producen convulsiones y coma, lo que se conoce como ataque eclámptico. El ataque eclámptico tiene varias fases:

  • Fase prodrómica: la embarazada comienza a notar síntomas idénticos a los descritos anteriormente en la preeclampsia grave.
  • Fase de invasión: dura menos de treinta segundos; la mujer mueve la cabeza de un lado a otro y mueve los músculos de la cara.
  • Fase de contracción tónica: dura de quince a veinte segundos; se contraen todos los músculos, y la embarazada queda con el tronco rígido, los brazos pegados a él, el cuello estirado hacia atrás, la boca fuertemente cerrada y la respiración paralizada en espiración forzada.
  • Fase de contracciones clónicas: dura uno o dos minutos, y durante este lapso de tiempo se contrae y relaja intermitentemente todo el cuerpo. Los hombros y la cabeza se mueven hacia atrás en sacudidas, y sale una espuma blanquecina de la boca. Poco a poco las sacudidas son menos frecuentes hasta que desaparecen. Los antiguos griegos comparaban estas sacudidas a los destellos de los rayos (eso significa eklampsis).
  • Fase de coma: la embarazada queda inconsciente, inmóvil, y respira con dificultad. La recuperación del coma es muy lenta y después no recuerda nada de lo que ha pasado.

Otras complicaciones también frecuentes pero menos graves son:

  • Edema pulmonar: los pulmones se encharcan de sangre, ya que el corazón no es capaz de expulsar la sangre de los mismos.
  • Fracaso renal: el daño en los riñones es tan grande que dejan de funcionar y no se produce orina.
  • Shock circulatorio: al producirse el parto, las toxinas que provocan la constricción difusa de los vasos sanguíneos desaparecen, y las arterias se dilatan hasta su estado normal. Sin embargo, la cantidad de sangre ha disminuido y en ocasiones no hay suficiente.
  • Rotura hepática: se producen hemorragias dentro del hígado, que lo distienden e incluso pueden provocar su rotura desde dentro.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''

PUBLICIDAD