PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

La contaminación puede dañar los pulmones del feto

La exposición de la embarazada a la contaminación atmosférica por dióxido de nitrógeno (NO2) o benceno, puede aumentar el riesgo de que el futuro bebé presente un deterioro de su función pulmonar.
Mujer camina por la calle con una mascarilla

TonyV3112 / Shutterstock.com La contaminación del aire por NO2 y benceno perjudica la función pulmonar del futuro bebé

24 de Octubre de 2014

La exposición de la embarazada a la contaminación atmosférica puede perjudicar los pulmones del feto, según los resultados de un estudio realizado por el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) de Barcelona, que se ha publicado en British Medical Journal (BMJ).

La investigación tenía como objetivo analizar la relación entre la exposición materna a este tipo de contaminación y su impacto sobre los pulmones del futuro bebé, para lo que se utilizaron datos de un estudio en el que habían participado 1.295 embarazadas –en las que se evaluó su exposición a la contaminación del aire– y 620 niños, a los que se midió la función pulmonar hasta los cuatro años y medio.

El dióxido de nitrógeno (NO2) y los niveles de benceno fueron los marcadores empleados para medir los niveles de contaminación; el primero se usa habitualmente para comprobar la contaminación del aire en relación con el tráfico, mientras que el segundo es un indicador de la polución originada por las actividades industriales.

Los hijos de mujeres residentes en zonas con elevados niveles de NO2 tenían un 30% más riesgo de sufrir un deterioro de su función pulmonar

Las conclusiones del estudio mostraron que los niños cuyas madres residieron durante el embarazo en una zona que presentaba una elevada contaminación del aire por benceno tenían un riesgo de deterioro de su función pulmonar un 22% superior al de aquellos cuyas madres vivían en lugares menos contaminados. También se observó que este riesgo era un 30% mayor en los hijos de mujeres residentes en zonas con elevados niveles de NO2 en comparación con los de áreas menos contaminadas.

El riesgo de tener una peor función pulmonar era todavía mayor en los niños que, además de ser hijos de mujeres expuestas a mayores niveles de contaminación durante la gestación, eran alérgicos o pertenecían a una clase social más baja.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

84%
de los pacientes con asma piensa que la enfermedad limita sus actividades cotidianas
'Fuente: 'Estudio ‘Still Fighting for Breath’ (Luchando por Respirar)''