PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Las embarazadas con el IMC descompensado, en riesgo

Un nuevo estudio revela que las embarazadas con un IMC (índice de masa corporal) muy alto o bajo tienen más riesgo de complicaciones durante el embarazo, además de precisar atención adicional en el hospital.
Las embarazadas con el IMC descompensado, en riesgo

19 de Septiembre de 2013

Las embarazadas con un IMC (índice de masa corporal) excesivamente alto o bajo tienen más posibilidades de sufrir complicaciones durante el embarazo, precisar atención adicional en el hospital y ocasionar mayores costes médicos, de acuerdo con las conclusiones de una nueva investigación realizada por investigadores de las universidades de Edimburgo y Aberdeen y de la División de Servicios de Información del sistema nacional de salud de Escocia.

Los investigadores utilizaron datos procedentes de registros obstétricos de rutina que se habían realizado en Escocia entre los años 2003 y 2010, con objeto de determinar el impacto del IMC de las mujeres embarazadas sobre la aparición de diversas complicaciones, la cantidad y duración de los ingresos hospitalarios, y los gastos sanitarios que esto origina a corto plazo.

Las embarazadas con obesidad severa tenían tres veces más riesgo de hipertensión y de diabetes gestacional que aquellas con un peso normal

Los resultados del estudio, en el que se evaluó a más de 100.000 embarazadas, mostraron que el riesgo de sufrir complicaciones aumentaba al aumentar el IMC en comparación con las mujeres con un peso normal. Así, las embarazadas con obesidad severa tenían tres veces más riesgo de hipertensión (7,8% frente a 2,6%) y de diabetes gestacional (3% frente a 0,1%).

Los autores del trabajo –que se ha publicado en BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology– comprobaron además que tanto las mujeres con bajo peso, como aquellas con sobrepeso o diversos grados de obesidad también necesitaron más ingresos hospitalarios tras el nacimiento de sus bebés.

Así, en las mujeres con bajo peso el riesgo de ingreso aumentó un 8%, un porcentaje mucho mayor en el caso de las que presentaban sobrepeso, obesidad u obesidad severa, en las que el riesgo se incrementó un 16, 45 y 88 por ciento respectivamente.

En cuanto a los gastos médicos, y siempre comparándolos con los de las madres de peso normal, las de bajo peso tuvieron un gasto adicional de 121,6 euros, las que tenían exceso de peso 71,2 euros, y las obesas y severamente obesas, 240,8 euros y 417,2 euros, respectivamente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''