PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Las patologías cardíacas, un grave riesgo en el embarazo

Los cambios fisiológicos que experimenta la mujer durante el embarazo también afectan a su corazón, lo que puede causar la aparición de una patología cardíaca, o un desequilibrio en una cardiopatía congénita.
Una doctora le toma la tensión a una embarazada tumbada en una camilla

Dos de cada cien gestantes pueden sufrir complicaciones cardiovasculares en el embarazo debido a la enfermedad del corazón que padecen.

16 de Diciembre de 2015

El embarazo provoca una serie de cambios en el organismo de la mujer y el corazón, en concreto, experimenta modificaciones fisiológicas a las que necesita adaptarse el sistema cardiovascular, lo que puede tener como consecuencia la aparición de una patología cardíaca o el agravamiento de una cardiopatía congénita, y una nueva investigación ha revelado que las enfermedades cardiacas son la principal causa de mortalidad materna durante la gestación.

El gasto cardiaco puede incrementarse hasta un 50% durante el embarazo, el volumen sistólico un 30%, y la frecuencia cardiaca pasa de 10 a 20 pulsaciones por minuto

Los avances que se han producido en el tratamiento de las cardiopatías congénitas han permitido que las personas con este problema de salud lleguen a la edad adulta y, en el caso de las mujeres, puedan quedarse embarazadas; de hecho, un estudio publicado en la Revista Española de Cardiología (REC) estima que dos de cada cien gestantes pueden sufrir complicaciones cardiovasculares durante el embarazo a consecuencia de la enfermedad del corazón que padecen, y que la mortalidad materna por esta causa es del 1,4%.

El gasto cardiaco puede incrementarse hasta un 50% durante el embarazo, el volumen sistólico un 30%, la frecuencia cardiaca pasa de 10 a 20 pulsaciones por minuto, y la tensión arterial disminuye. El dolor y las contracciones del útero que se producen durante el parto, además, provocan que aumente la presión arterial y el gasto cardiaco, y los valores normales no se recuperan hasta entre ocho y doce semanas después de dar a luz.

Si la madre tiene factores de riesgo cardiovascular como obesidad, tabaquismo, hipertensión arterial, estrés o edad avanzada, la probabilidad de sufrir una complicación y la gravedad de la misma aumentan de forma exponencial. Como ha explicado la Dra. Belén Díaz Antón, cardióloga del Hospital 12 de Octubre de Madrid, y una de las autoras del estudio, el consejo preconcepcional es fundamental en las mujeres con cardiopatías para evitar complicaciones en el embarazo, y estas pacientes deben ser valoradas y conocer los riesgos que puede conllevar la gestación en su caso.

Esta experta, que es miembro de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), añade que la paciente cardiópata, además llevar un estilo de vida lo más saludable posible –con una dieta baja en sal y controlando su tensión arterial regularmente–, debe seguir las indicaciones de un equipo médico formado por cardiólogos y obstetras.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''