Embarazo
Embarazo ectópico
Uno de cada 50 embarazos es ectópico, es decir, que el óvulo fecundado se sitúa fuera del útero, normalmente en una de las trompas de Falopio. Esto conlleva ciertos peligros. Te contamos cómo se afrontan.

Síntomas del embarazo ectópico

En algunos casos, el embrión muere antes de que se presenten síntomas, o tras un leve dolor y hemorragia, por lo que la mujer ni siquiera se da cuenta de que ha tenido un embarazo ectópico, y se toma por un retraso del periodo o un aborto espontáneo.

Si, por el contrario, el embrión comienza a desarrollarse, pueden presentarse alguno o varios de los siguientes síntomas de embarazo ectópico:

  • Dolor abdominal o pélvico intenso (se presenta en la mitad de los casos).
  • Sangrado vaginal anormal.
  • Retraso o falta del periodo.
  • Náuseas o vómitos.
  • Sensibilidad en los pechos.
  • Dolor en los hombros.
  • Malestar general, sensación de mareo, pulso acelerado, molestias intestinales...

Si se produce una ruptura o sangrado en la zona donde se encuentra el embrión, los síntomas empeoran y puede llegar a presentarse irritación peritoneal y un shock, que es la complicación más común.

Además, como consecuencia de un embarazo ectópico, se origina infertilidad en un 10-15% de las mujeres. pero la gran mayoría de las mujeres que lo sufren pueden tener posteriormente un embarazo normal.

Entrevista con el experto

Dr. Tirso Pérez Medina

Dr. Pérez Medina, experto en ginecología y obstetricia del Hospital Puerta de Hierro

“La inducción del parto ha de realizarse exclusivamente por criterios médicos, en el caso de que existan enfermedades que amenacen la salud de la madre o la salud del feto”

Dr. Tirso Pérez Medina

Jefe de sección de Ginecología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid

Salud en cifras

80
millones de parejas en el mundo tienen problemas de fertilidad
Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)'