PUBLICIDAD

Embarazo
Cómo evitar infecciones en el embarazo
El sistema inmune se debilita durante el embarazo, y contraer una infección puede resultar muy perjudicial, tanto para ti, como para tu bebé. Por ello, te aconsejamos extremar las precauciones para evitarlo.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Consejos para evitar infecciones durante el embarazo

Consejos para evitar infecciones durante el embarazo

Aunque no seas escrupulosa, durante el embarazo es mejor que no compartas cubiertos, vasos o comidas con nadie.

El día a día de una mujer embarazada, al margen de pruebas médicas, también tiene que ser cuidadoso para tratar de evitar enfermedades infeccionas, como insiste el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Aquí tienes algunos consejos a aplicar en tus rutinas diarias para evitarlas:

Higiene profunda

Hay que lavarse las manos con mucha frecuencia con agua y jabón o con geles especiales para el lavado de las manos. Especialmente cuando se toca carne o pescado crudo o frutas y vegetales sucios; se va al servicio; se guisa; se hacen trabajos de jardinería; se está cerca de personas con enfermedades contagiosas; o se cambian pañales.

También hay que extremar la higiene cuando se esté en contacto con mascotas, especialmente con los gatos o los hámsters que pueden transmitir la toxoplasmosis a la embarazada. Es mejor dejar de encargarse de la limpieza del animal y de su caja de arena durante este tiempo, pero, si no se puede ceder esta tarea a otra persona, hay que hacerlo siempre con guantes desechables.

Aunque no se sea escrupuloso, durante el embarazo no conviene compartir cubiertos, vasos o comidas con nadie.

Cuidado en las comidas

Durante el embarazo, la mujer no debe comer ningún alimento crudo, por lo que las aficionadas a, por ejemplo, el jamón serrano, otros embutidos poco curados, o el sushi, deben esperar a dar a luz para volver a comerlos.

Lo mismo ocurre con los platos que se cocinen en casa que deben estar siempre lo suficientemente cocinados, así como hay que tomar siempre leche que haya sido previamente pasteurizada, igualmente con sus derivados.

Respecto a las frutas y verduras, éstas deben ser cuidadosamente lavadas con agua y una gotita de lejía para uso alimentario. Aunque la piel de la fruta es muy saludable por su alto contenido en fibra, las mujeres embarazadas deben evitar tomarla durante estos meses.

Con todas estas medidas, sumadas a las precauciones con los animales, se puede evitar la contaminación por listeria que puede provocar malformaciones en el feto e, incluso, su muerte.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD