PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

El control oftalmológico en el embarazo es imprescindible

Los expertos advierten de la necesidad de revisarse la vista durante el embarazo porque los cambios que se producen en este periodo pueden afectar a la vista, sobre todo en el caso de mujeres hipertensas o diabéticas
Un oftalmólogo examina los ojos de una mujer embarazada

Los cambios hormonales que se producen en el embarazo pueden agravar patologías visuales previas como las de carácter inmunológico o la retinopatía diabética.

05 de Agosto de 2015

El organismo femenino experimenta numerosos cambios durante la gestación, y determinadas alteraciones hormonales, metabólicas, o de la circulación sanguínea pueden afectar también a los ojos, y causar problemas como visión borrosa o sequedad ocular.

Como explica el director medico de la Clínica Rementería, el Dr. Javier Hurtado, durante el embarazo es necesario vigilar también la vista y acudir al oftalmólogo a realizarse una revisión, especialmente si ya se tenían problemas previos en los ojos, ya que los cambios hormonales pueden influir para que se agraven patologías previas como las de carácter inmunológico o la retinopatía diabética.

Si la embarazada es hipertensa o diabética, tiene antecedentes de glaucoma, o aprecia una significativa reducción de la visión, debe acudir de inmediato al oftalmólogo

Algunos de los trastornos visuales que se producen durante la gestación no son patológicos y, por tanto, la mujer deja de presentarlos tras el parto o la lactancia, es el caso de síndrome de ojo seco, o el aumento puntual de la miopía o de la presión intraocular, que por lo general desaparecen alrededor de seis semanas después de dar a luz. Pero hay problemas patológicos como hemorragias retinianas, elevación de la presión arterial, o alteraciones de la coagulación, que pueden dañar la vista si no se tratan.

El Dr. Hurtado señala que especialmente en el caso de que la futura madre sea hipertensa o diabética, tenga antecedentes de glaucoma, o aprecie una significativa reducción de la visión, debe acudir de inmediato al oftalmólogo. La hipertensión arterial puede aparecer durante el embarazo, o agravarse si la mujer la padecía previamente, y algunos síntomas que podrían alertar tanto de este problema, como de diabetes gestacional, son tener visión borrosa o doble, o la aparición de manchas en el campo visual.

Este experto también advierte de que no se debe cambiar la graduación de gafas ni lentillas ni someterse a una cirugía refractiva durante el embarazo, porque en esta etapa las mujeres también experimentan una variación en las dioptrías y, por ejemplo las miopes, suelen perder visión provisionalmente debido a un cambio en el colágeno que hace que el globo ocular se expanda.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'