PUBLICIDAD

Embarazo
Salud oral en el embarazo
Durante la gestación, la mujer experimenta cambios que la vuelven más propensa a padecer ciertas patologías orales. Descubre los cuidados y tratamientos para tu boca compatibles con el embarazo y la lactancia.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar
Revisado por Doctor Héctor M. Suárez, Especialista en Medicina Oral de la clínica Navas Dental de Alicante

Patologías orales específicas de las embarazadas

Además de las anteriores, existen otra serie de patologías bucodentales específicas que padecen las embarazadas. Son las siguientes:

  • Xialorrea o salivación excesiva: se produce debido a los cambios hormonales que experimenta la mujer durante el primer trimestre de la gestación, como consecuencia de los vómitos y náuseas propios de los primeros meses y en muchas ocasiones por la acidez estomacal, pues no hay que olvidar que la saliva regula esta acidez. Este problema suele darse en el primer trimestre de la gestación y en la mayoría de los casos desaparece de manera espontánea a lo largo del embarazo.
  • Épulis del embarazo: afecta a los tejidos blandos de la cavidad oral, y consiste en un crecimiento benigno en la papila que tiene su origen en los ligamentos o estructuras de soporte del diente. Es decir, aparece un bulto entre los piezas dentales, un tumor benigno que si no desaparece después del parto tendrá que ser extirpado mediante una pequeña intervención quirúrgica.
  • Erosiones dentales: se trata de desgastes en la superficie de los dientes que son causados por la acidez del vómito que suele ser bastante frecuente en muchas mujeres, sobre todo durante los primeros meses de embarazo. A consecuencia del desgaste aumenta la sensibilidad dental con la temperatura (frío o caliente), lo que puede resultar muy molesto. La solución es sencilla, y para evitarlo basta con cepillar los dientes después del vómito para eliminar los residuos ácidos.
  • Inflamación gingival: es la afección bucal más común en el embarazo, entre un 60% y un 75% de las mujeres la padecen durante la gestación. Durante el embarazo las mujeres tienen mayor cantidad de estrógenos y progesterona en sangre, lo que aumenta la circulación sanguínea en la piel y en los tejidos y como consecuencia se produce una mayor reacción inflamatoria de las encías. A simple vista se puede observar que las encías están un poco más inflamadas y con un color más potente. También se vuelven más frágiles y delicadas, por lo que puede haber sensibilidad o sangrado. Para evitar que el problema vaya a más hay que seguir una higiene bucal perfecta.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD