PUBLICIDAD

Embarazo
Cómo evitar infecciones en el embarazo
El sistema inmune se debilita durante el embarazo, y contraer una infección puede resultar muy perjudicial, tanto para ti, como para tu bebé. Por ello, te aconsejamos extremar las precauciones para evitarlo.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Posibles situaciones de infección en el embarazo

Infecciones en el embarazo

La embarazada sólo debe acudir a un centro de salud o a un hospital para visitas médicas personales.

Durante el embarazo, hay algunas situaciones que pueden propiciar infecciones con mayor facilidad, por lo que conviene estar atentos y saber cómo prevenirlas.

Relaciones sexuales

El embarazo no tiene por qué limitar las relaciones sexuales. Sin embargo, como en cualquier otra etapa de la vida, el sexo seguro debe ser siempre una máxima en todos los encuentros sexuales.

El uso de un preservativo es fundamental si se tiene más de una pareja y, si es la habitual, también se debe usar en el caso de que ésta presente cualquier situación de riesgo o síntomas sospechosos de irritación o lesión.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) perjudican a la mujer, pero también pueden hacerlo al futuro bebé, ya que ETS como la clamidia, la candidiasis vaginal, la sifilis o la gonorrea pueden afectar el buen desarrollo del feto.

Personas enfermas

El hecho de que, durante el embarazo, el sistema inmune se encuentre debilitado obliga a la embarazada a evitar todas las situaciones de riesgo. Así, es mejor que no entre en contacto con personas con enfermedades infecciosas o con sospecha de ellas (por ejemplo, un niño con fiebre podría tener gripe).

Igualmente, se deben evitar las visitas innecesarias a hospitales o centros de salud para ver a familiares y amigos y sólo acudir a estos lugares cuando sea para visitas médicas personales.

En el dentista

Lo que sí es conveniente es planificar más visitas al dentista que los controles rutinarios anuales. Cualquier gingivitis o problema en las encías puede desencadenar un parto prematuro, por lo que es importante llevar un control odontológico más riguroso. Así, la Dra. Carolina Manau, estomatóloga y profesora del master de odontología integrada de adultos en la Universidad de Barcelona, asegura que “cuando existe una infección periodontal crónica se segregan una serie de sustancias muy similares a las que segrega el organismo para provocar el parto”.

En el caso de los embarazos planificados, el análisis gingival debe estar previsto antes de la concepción, puesto que así se asegurará un embarazo sin problemas por infecciones bucales.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD