PUBLICIDAD

Embarazo
Fases del parto
El embarazo llega a término alrededor de la semana 40 de gestación. Si ese es tu caso y estás a punto de dar a luz, te explicamos en qué fases se divide el parto, en qué consiste cada una de ellas, y cuánto tiempo duran.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Tercera fase: Alumbramiento

La tercera fase del parto se denomina alumbramiento y es el periodo que trascurre entre la salida del feto y la  expulsión de la placenta. Tras el nacimiento del bebé y la separación de la madre mediante el corte del cordón umbilical, se producen unas contracciones, menos intensas y dolorosas que las del periodo de dilatación, que provocan una reducción del tamaño del útero y éste, al contraerse, ayuda a que la placenta, las membranas y el resto del cordón se desprendan de la pared uterina y sean expulsados al exterior.

En esta fase, no es necesaria una ayuda externa, basta con mantener el reposo que se produce de manera natural después del esfuerzo y esperar a que el cuerpo, mediante contracciones apenas dolorosas, expulse todo lo que le sobra. Este proceso puede tardar desde minutos hasta incluso una hora, por ello, muchas mujeres optan por un alumbramiento dirigido mediante la administración de oxitocina, lo que disminuye el riesgo una atonía uterina y reduce el tiempo de expulsión de la placenta.

Se recomienda pinzar el cordón umbilical cerca del periné y al menos un minuto después del nacimiento del bebé. Después se debe colocar una mano sobre el pubis de la mujer y aplicar una presión moderada en sentido contrario a la tracción del cordón umbilical hacia abajo. Es aconsejable que la madre a la vez haga esfuerzos para expulsar la placenta por completo. Si la placenta no sale en los 40 segundos de tracción del cordón, no hay que continuar esta práctica. No se debe realizar la tracción controlada del cordón en ausencia de fármacos como la oxitocina, o antes de que existan señales de separación de la placenta, pues hacerlo podría causar una ruptura del cordón umbilical, un gran sangrado o incluso la inversión uterina.

Después de expulsar la placenta, las matronas se encargarán de suturar los posibles desgarros que se hayan producido durante el parto o la episiotomía, si se ha realizado, así como valorar la integridad del periné de la mujer. Finalmente, antes de trasladar a la madre a su habitación (o a una sala de observación si se le ha administrado anestesia), las enfermeras comprueban que el útero se ha contraído correctamente y no hay hemorragia excesiva, y desinfectan la zona genital.

Etiquetas: 

Actualizado: 20 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD