PUBLICIDAD

Embarazo
Canastilla para el parto
El día de parto procura que todo esté preparado para evitar nervios u olvidos innecesarios. Toma nota de todo lo que necesitarás para ti y el bebé mientras dure vuestra estancia en el hospital.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar
Canastilla para el parto

Prepara con tiempo e ilusión la maletita del bebé con las cosas necesarias para llevar al hospital el día del parto.

Maleta para el bebé

Cuando hablamos de la canastilla nos referimos al conjunto de artículos que tanto la madre como el bebé necesitarán durante los primeros días de vida de este, y mientras dure su estancia en el hospital. Es decir, se trata de todos aquellos objetos que quieres tener a mano durante el ingreso hospitalario.

En la recta final del embarazo, la prioridad para la futura mamá es descansar y sentirse relajada y tranquila. Por esta razón, es recomendable que la canastilla esté preparada aproximadamente un mes antes de la fecha estimada del parto, por si el bebé se adelantase.

Aunque en un principio, y sobre todo en el caso de las madres primerizas, pretendan llevarse de todo al hospital (como les sucede a algunos en un viaje de fin de semana), lo cierto es que basta con llevar la ropa necesaria, tanto para la mamá como para el bebé, así como los artículos de belleza e higiene personal más básicos, puesto que lo normal es no permanecer más de tres días en el hospital y, en caso necesario, siempre pueden traerte algo más de casa si la estancia se alarga.

La maleta del bebé

Durante sus primeros días de vida, el bebé necesitará varias mudas de ropa, ya que es bastante común que se manchen mientras comen o después, sobre todo cuando se producen regurgitaciones.

Por tanto, es imprescindible que la canastilla incluya:

  • Bodies, al menos cinco.
  • Pijamas.
  • Varios pares de calcetines o de patucos.
  • Un gorrito, preferiblemente de algodón.
  • Baberos (cinco o seis).
  • Ropa de calle para el día que salga del hospital y una toquilla o mantita, así como ropa de estación (abrigo y gorro si fuera en invierno).

Además de todo esto, en una bolsa aparte, pondremos la primera muda del bebé, la cual llevaremos al paritorio. En ella no pueden faltar un body, un pijama, un pañal, un gorro de algodón, un par de calcetines y, dependiendo del criterio del personal que nos asista en el parto, unas manoplas.

Sería recomendable que la ropa del bebé en esos primeros días fuera muy cómoda, es decir, que no lleve demasiados botones, lazos o cremalleras. Los automáticos y el velcro son mucho más recomendables para el recién nacido, y también más cómodos para sus papás a la hora de vestirlo.

Dependiendo del hospital en el que tengas previsto dar a luz, es decir, si es público o privado, necesitarás más o menos útiles de aseo. Por lo general, en los hospitales públicos suelen dar a los padres todo lo necesario para el bebé; esto es, pañales, loción hidratante y crema protectora para el culito aunque, actualmente, en muchas clínicas privadas también los facilitan. De todas formas, conviene saber si te los darán antes del alumbramiento, para que estéis preparados si se diera el caso de que no fuera así.

Etiquetas: 

Actualizado: 30 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Enrique Criado y Carmen Hernández

Neonatólogo y enfermera de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Dr. Enrique Criado y Carmen Hernández

Expertos en bebés prematuros
"La administración de corticoides antes del parto, que permiten la maduración pulmonar de los niños, ha disminuido mucho las complicaciones pulmonares y las secuelas a largo plazo en bebés prematuros"

PUBLICIDAD

Salud en cifras

119.000
bebés nacen cada año en el mundo con síndrome de alcoholismo fetal
'Fuente: 'Centro de Adicción y Salud Mental de Canadá’'