PUBLICIDAD

Embarazo
Anestesia epidural en el parto
¿Se acerca el día del parto y aún dudas si recurrir a la epidural para evitar los dolores? Para ayudarte a decidir te explicamos cómo funciona, sus ventajas e inconvenientes y qué efectos puede provocar su uso.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Mitos sobre la anestesia epidural

Que la anestesia epidural tiene sus pros y sus contras es algo científico, sin embargo, hay muchos mitos populares falsos que rodean esta opción y que conviene aclarar:

La anestesia epidural es la responsable de los dolores crónicos en la zona lumbar.

FALSO: la punción de la zona lumbar sólo puede ocasionar ligeras molestias los primeros días, después desaparece, y los dolores crónicos lumbares que aparecen a lo largo de la vida están relacionados con la falta de ejercicio, las malas posturas y el sobrepeso, principalmente.

La anestesia epidural es una técnica de alto riesgo.

FALSO: la anestesia epidural es una técnica utilizada ampliamente en todos los hospitales del mundo. La invasión anatómica es mínima y los posibles riesgos resultan mínimos comparados con el beneficio que reporta.

Sin anestesia epidural es imposible soportar los dolores del parto.

FALSO: la anestesia epidural alivia e, incluso, elimina, los dolores del parto. Sin embargo, no es imprescindible, y hay madres que prefieren no hacer uso de ella, especialmente las que paren por segunda o tercera vez, ya que conocen qué es un parto, y además su anatomía está más preparada para parir de forma más rápida.

La anestesia epidural aumenta el riesgo de parada respiratoria del bebé.

FALSO: el anestésico por vía epidural tiene un efecto mínimo sobre el bebé. Las depresiones respiratorias o paradas cardiorrespiratorias del bebé están relacionadas con las caídas de la presión arterial de la madre y con las compresiones del cordón umbilical durante las contracciones, situaciones que suceden también en los partos sin anestesia epidural, y que hoy día se controlan constantemente por los anestesistas y los obstetras.

La anestesia epidural exige que la embarazada tenga que estar ingresada al menos la noche antes del parto.

FALSO: la anestesia epidural es una técnica bastante sencilla que requiere poco tiempo de preparación y de realización. Esto hace que se pueda llevar a cabo durante el período de dilatación sin ninguna preparación especial previa, generalmente cuando la dilatación del cuello uterino ha alcanzado los tres o cuatro centímetros. La única limitación es que es difícil de realizar una vez que el período expulsivo ha comenzado debido a la posición de la madre.

Etiquetas: 

Actualizado: 28 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD