PUBLICIDAD

Embarazo
Anestesia epidural en el parto
¿Se acerca el día del parto y aún dudas si recurrir a la epidural para evitar los dolores? Para ayudarte a decidir te explicamos cómo funciona, sus ventajas e inconvenientes y qué efectos puede provocar su uso.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Ventajas de la anestesia epidural

Recurrir a la anestesia epidural tiene varias ventajas para la madre y el bebé:

  • Menor desgaste psicológico para la madre: los dolores del parto, aunque soportables, pueden ser muy intensos, y cada embarazada los percibe con mayor o menor intensidad según su umbral de dolor. Lo habitual es que la madre termine el parto agotada física y psicológicamente, la epidural puede paliar esto y permite a la madre disfrutar el momento del parto con más facilidad.
  • Control intraparto: las características de este tipo de anestesia permiten aumentar o disminuir la concentración según los efectos que necesiten los médicos y la embarazada.
  • Válida para la cesárea: en bastantes ocasiones durante el parto hay complicaciones, y lo que se pensaba que iba a ser un parto por vía vaginal sin riesgos, se convierte en una situación que encierra un peligro para la madre o el bebé, que debe solucionarse rápidamente por vía cesárea. La anestesia epidural permite realizar la cesárea aumentando simplemente la concentración de fármaco, sin necesidad de recurrir a otras técnicas anestésicas.
  • Invasión mínima: al contrario que otras técnicas anestésicas, la epidural no requiere la punción de grandes grupos nerviosos u otras regiones anatómicas comprometidas. Esto hace que el riesgo de daños físicos irreversibles sea mínimo.
  • Mínimo efecto sobre el bebé: cualquier fármaco que se administre a la madre es puede llegar al bebé y tener un efecto sobre él. En el caso de la anestesia epidural es muy difícil que esto ocurra, ya que el medicamento tiene un efecto local sobre la médula espinal, y la cantidad que pasa al torrente sanguíneo de la madre es mínima.
  • Madre vigil: quizá uno de los aspectos más positivos de la anestesia epidural es que consigue controlar el dolor del parto sin que la madre pierda en ningún momento la conciencia y pueda estar despierta y lúcida en ese momento tan único que es el parto de un hijo.

Etiquetas: 

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''

PUBLICIDAD