PUBLICIDAD

Embarazo
Crioconservación del cordón umbilical
El cordón umbilical ha pasado de desecharse tras el parto a adquirir un mayor protagonismo por las posibilidades médicas que permite la conservación de sus células madre. Conoce sus aplicaciones y el proceso de recolección.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Compatibilidad de las células del cordón umbilical entre familiares

Algo que suele preocupar a las familias cuando se plantean la posibilidad de conservar las células madre del cordón umbilical es el porcentaje de compatibilidad que tienen dichas células. En el caso del bebé del cual se conservan las células, la compatibilidad sería del 100% y no se produciría ningún tipo de rechazo.

Cuando se trata de recurrir a ellas para tratar a hermanos, el porcentaje de compatibilidad es muy elevado, aunque el 100% sólo se da con una probabilidad de uno de cada cuatro. La compatibilidad depende del Antígeno Leucocitario Humano (HLA), pero el trasplante de sangre de cordón umbilical o SCU no requiere una compatibilidad completa con el receptor, por lo que la probabilidad de que dos hermanos sean compatibles es de alrededor del 40%

Por lo que respecta al resto de familiares, los médicos siempre suelen buscar las células dentro de la misma familia, puesto que el porcentaje de compatibilidad es más elevado, aunque no siempre está garantizado. La sangre de cordón umbilical constituye la fuente de células hematopoyéticas progenitoras más joven que se puede utilizar para trasplante, y sus resultados a largo plazo son similares a los que se consiguen con otras fuentes.

“Cuando tomamos la decisión de conservar las células madre del cordón de nuestro hijo lo hicimos pensando en su salud y en los muchos avances que se están produciendo en el campo de la medicina. Hace 20 años eran impensables las numerosas aplicaciones que hoy en día tienen este tipo de células, ¿qué aplicaciones no tendrán dentro de otros 20 años?”, asegura una madre que ha optado por la crioconservación. Y concluye, “aunque se trata de una inversión económica elevada, la haces con el deseo de que tu hijo no tenga que utilizarla nunca, porque eso significará que crece sano”.

Actualizado: 16 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD