PUBLICIDAD

Embarazo
Galactogogos
La lactancia materna es una fuente de mitos y creencias. Uno de ellos atribuye a ciertas sustancias –los galactogogos– la capacidad de incrementar la producción de leche materna. Analizamos si realmente funcionan.
Escrito por Adrián Cordellat, Periodista especializado en maternidad, educación y salud

Consejos para una buena lactancia sin galactogogos

El recurso adecuado, en casos normales, para aumentar la producción de leche no es otro que tener una buena lactancia. En el caso de que se llegue a pensar que existe un problema de baja producción de leche materna, y que los galactogogos son necesarios, es imprescindible consultar siempre con un experto en lactancia materna que pueda realmente valorar la situación.

En todo caso, las asesoras de lactancia Pilar Martínez y Alba Padró ofrecen a Webconsultas una serie de consejos para una lactancia normal:

  1. Informarse con expertos: el primer paso sería que la madre disponga de mucha información veraz y actualizada de lactancia materna. De la misma manera, debe contar con apoyo y ayuda de los sanitarios, la familia y, a poder ser, de un grupo de apoyo a la lactancia.
  2. Las madres tienen que poner al bebé al pecho lo antes posible tras el parto, porque durante las dos primeras horas de vida del bebé es mucho más sencillo conseguir un buen agarre al pecho, y si la primera vez se enganchan bien, ya siempre lo hacen bien.
  3. Es importante conocer cómo colocar al bebé al pecho, porque aunque la lactancia es instintiva para el bebé, no lo es para la madre, y muchas veces tenemos la tendencia de colocar al bebé en "posición de biberón", es decir, tumbado boca arriba girando la cabeza para mamar.
  4. La madre debe tener la espalda recta (y encontrarse cómoda); el bebé debe estar ombligo con ombligo para mantener su cuello recto, debe abrir bien la boca y no coger sólo el pezón, sino que también debe coger parte de la areola.
  5. Además, es fundamental conocer que la lactancia se da a demanda, y que esta demanda del bebé va a ser lo que va a regular nuestra producción de leche, por lo que no debemos preocuparnos si el bebé mama muchas veces al día, porque ese es su trabajo.
  6. Es muy importante que la madre crea en ella y en su capacidad para producir leche, y sepa que los bebés lloran por muchas cosas, y que no siempre es por hambre. En el caso de creer tener un problema de baja producción de leche se recomienda que consulten con su matrona, o con su grupo de apoyo a la lactancia, para que les ayuden a descubrir qué está pasando.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Adrián Cordellat

Periodista especializado en maternidad, educación y salud
Adrián Cordellat

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD