PUBLICIDAD

Embarazo
Cómo recuperar la forma tras el parto
Tras nueve meses de embarazo tu cuerpo ha sufrido ciertos cambios, y necesitarás un tiempo proporcional para recuperar tu figura. Pero siguiendo estas sencillas pautas puedes contribuir a acelerar el proceso.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Entrevista Bárbara Gálvez, fisioterapia y posparto

Bárbara Gálvez Tomás, fisioterapeuta especialista en Pelviperineología y Perinatalidad, opina así respecto a las pautas más seguras para recuperar la forma física tras el parto.

¿A partir de qué momento, después de dar a luz, es recomendable empezar a practicar ejercicio?

Puesto que los cambios físicos y morfológicos de la mujer se dan a lo largo de nueve meses de gestación, no podemos pretender que el cuerpo se recupere en un espacio breve de tiempo tras el parto. Lo que sí que podemos es seguir una serie de pautas que favorecerán la recuperación progresiva de la mujer. En cualquier caso, es preciso respetar el ritmo de cada persona y tomarse el tiempo necesario, que suele oscilar entre seis y nueve meses tras el parto, para volver a retomar una actividad física regular. 

Dado que no existen dos mujeres iguales y que las condiciones del parto pueden, así mismo ser muy diferentes, es necesario hacer una valoración funcional individualizada dos meses después del parto. En ella, y dependiendo de los resultados de dicha valoración, un fisioterapeuta experto en pelviperineología determinará tanto las pautas que se deben seguir como la actividad física adecuada y el momento idóneo para retomarla.  

¿Qué actividad física es la más apropiada tras el parto? ¿Hay algunas prácticas menos recomendables o que puedan ser perjudiciales?

Es muy importante que la mujer evite todas aquellas actividades que supongan un aumento de la presión intraabdominal sobre el periné y el abdomen

Tras el parto, el trabajo debe centrarse en la recuperación de la musculatura perineal, la cincha abdominal y la búsqueda del enderezamiento a través de la alineación, para lo cual se hace necesario un cambio en el centro de gravedad a través de un nuevo ajuste postural que será progresivo. Los ejercicios de Kegel y la Gimnasia Abdominal Hipopresiva de Marcel Caufriez, son técnicas excelentes encaminadas a conseguir dichos objetivos.

Otras actividades globales tales como el yoga postnatal, la natación, la danza oriental o el método Pilates –este último en condiciones muy controladas y de forma individualizada– son también recomendables.

Es muy importante que la mujer evite todas aquellas actividades que supongan un aumento de la presión intraabdominal sobre un periné y un abdomen que, tras el embarazo y el parto, todavía necesitan tiempo para volver a ofrecer un buen sostén. Por ello, se evitarán los esfuerzos tales como los abdominales clásicos –el trabajo de los rectos mayores del abdomen– y las posturas y cambios posturales que requieran la activación de esta musculatura, así como los deportes de impacto.  

Como fisioterapeuta especializada en embarazadas, ¿cuáles son los problemas físicos más frecuentes que padecen las mujeres tras dar a luz?

Los más frecuentes son, sobre todo, problemas que en ocasiones pueden ser derivados del parto (dependiendo de las circunstancias del mismo) y que están relacionados con un funcionamiento abdominoperineal incorrecto. Es el caso de la incontinencia urinaria o anal, el descenso de las vísceras pélvicas –vejiga, útero y recto– o el dolor al retomar las relaciones sexuales.

¿Cuál es la mejor manera de compaginar los cuidados del bebé y el ejercicio? ¿Hay ejercicios que se puedan hacer en casa y que ayuden a estar en forma y prevenir lesiones?

Tras el parto nos encontramos con un momento de cambio en el que el bebé se convierte en el centro de atención y la mujer pasa a un segundo plano de modo que, a menudo, los cuidados y la recuperación de la madre pasan a un segundo lugar y, en no pocas ocasiones, se descuidan.

La forma de compaginar los cuidados del bebe junto con los de la madre debe adaptarse a las circunstancias de cada mamá, incluyendo los gestos cotidianos y los ejercicios adecuados dentro de la rutina diaria.

Así mismo, existen grupos de ejercicio postnatal de carácter preventivo a los que las madres pueden acudir, junto con sus bebés, una vez han recibido una valoración previa y se ha descartado un problema que requiera un tratamiento específico. En ellos, podrán compaginar su recuperación física al mismo tiempo que aprenden aspectos útiles para el buen desarrollo del bebé.

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''

PUBLICIDAD