PUBLICIDAD

Embarazo
Recuperación tras una cesárea
La recuperación tras una cesárea es más lenta y necesita más cuidados que en el caso de un parto natural. Te explicamos qué debes hacer para reponerte mejor y poder disfrutar plenamente de tu bebé.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Lactancia materna tras la cesárea

Lactancia materna tras la cesárea

Los centros hospitalarios suelen fomentar la lactancia precoz también en el caso de las cesáreas, siempre que sea posible

Se ha comprobado que el principal problema que presentan las cesáreas en lo relativo a una lactancia exitosa se debe a la separación de la madre y su bebé al nacer, dilatando así el tiempo de la primera toma. El no hacerlo bien desde el principio suele conllevar complicaciones, tanto para la mujer como para el pequeño: la producción de leche se ve afectada por la frecuencia y la duración de las tomas, y al bebé le cuesta más agarrarse bien al pecho. Por ello, los centros hospitalarios suelen fomentar la lactancia precoz también en el caso de las cesáreas, siempre que sea posible.

En este sentido, la especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Miriam de la Puente Yagüe, opina que “no debe retrasarse el inicio de la lactancia porque nos encontremos ante una intervención quirúrgica. Es decir, la madre debe comenzar el contacto piel con piel, cuanto antes, incluso en el quirófano si es logísticamente viable.

El momento en el que la madre se reencuentre con su bebé es el ideal para iniciar la lactancia materna, puesto que el trabajo en equipo (madre-hijo) es lo fundamental para que este proceso se instaure correctamente”. Además, en muchos hospitales se dispone de una matrona especializada en lactancia “que colabora con la madre, para una correcta instauración de la misma. Esta figura es primordial, porque la paciente se siente muy arropada y siempre dispone de alguien que le puede prestar apoyo”, añade la doctora de la Puente.

Lógicamente, otro obstáculo para llevar a cabo el amamantamiento es que la mujer se encuentra cansada y tiene dolorida la zona donde se le ha realizado la cesárea. Sin embargo, con el asesoramiento de la matrona o del personal médico podrá encontrar una postura de lactancia cómoda que no suponga ningún problema, (por ejemplo, tumbada) e incluso se podrá ayudar de un cojín de lactancia que le permita acercar al bebé al pecho, sin que se apoye en su vientre.

En estos casos, el apoyo y un seguimiento individualizado del amamantamiento es más necesario que nunca. 

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''

PUBLICIDAD