PUBLICIDAD

Embarazo
Faja posparto
La faja posparto provoca cierta controversia entre los profesionales de ginecología. Te explicamos sus ventajas e inconvenientes, y cómo y cuándo conviene utilizarla para favorecer una buena recuperación.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Ventajas e inconvenientes de las fajas posparto

Ventajas e inconvenientes de las fajas posparto

Una de las ventajas de la faja posparto es que refuerza la región lumbar.

Te explicamos los pros y contras del uso de una faja tras dar a luz, siempre teniendo en cuenta que cada caso es diferente, así como el tipo de prenda, el estado físico de la mujer, o las posibles complicaciones del parto –ya que como indicamos en el apartado anterior la recuperación posparto no es igual si se trata de un parto vaginal que si se trata de una cesárea, por ejemplo–, y que es necesario contar siempre con el asesoramiento de nuestro ginecólogo en todo momento:

Ventajas de la faja posparto

Las principales ventajas que destacan los profesionales que defienden el uso de la faja posparto son:

  • Puede ayudar a la mujer a reponerse mejor tras dar a luz, reduciendo los dolores o la sensación de vacío en el abdomen.
  • Proporciona seguridad a la hora de hacer determinados movimientos.
  • Refuerza la región lumbar, que suele estar sometida a mucho trabajo durante el posparto. Por tanto, ayuda a corregir la postura y otorga estabilidad.
  • Da una apariencia de una mejor figura bajo la ropa, lo que hace que la mujer se sienta más atractiva y cómoda.

Inconvenientes del uso de la faja posparto

Los detractores de la faja posparto, sin embargo, advierten de que utilizarla tiene estos inconvenientes:

  • Un uso prolongado impide que la musculatura de la zona abdominal trabaje por sí sola, lo que retrasa y perjudica la recuperación posparto.
  • Al no favorecer una recuperación fisiológica puede provocar incontinencia, prolapsos genitales o hemorroides.
  • El mero uso de esta prenda no estiliza la figura, sino que es necesario adoptar hábitos saludables como una dieta adecuada y la realización de ejercicio físico posparto, de acuerdo a las recomendaciones médicas, para perder peso, reducir volumen, y fortalecer los músculos abdominales.
  • Si es de una talla muy pequeña comprime demasiado, restringe los movimientos, y puede llegar a producir inflamación, por lo que es importante que te asegures de elegir la talla correcta.
  • Por último, hay que tener claro que no se ha demostrado que estas prendan ayuden realmente a recuperar antes la figura.

 

Actualizado: 10 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD