PUBLICIDAD

Embarazo
Esterilidad e infertilidad
¿Os cuesta quedaros 'embarazados'? Os contamos las diferencias entre esterilidad e infertilidad, su frecuencia y diagnóstico, y las causas que las provocan para saber cómo abordarlas con entereza y éxito.
Escrito por Natalia Bermejo Rubio, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares

Causas de infertilidad

Existen numerosos factores que pueden influir en la infertilidad femenina, desde la edad avanzada -a partir de los 35 años se produce una disminución de la fertilidad y, a partir de los 40, desciende drásticamente la posibilidad de lograr un embarazo de forma natural-, hasta problemas de salud, un estilo de vida inadecuado que incluya el consumo de tóxicos como alcohol y tabaco, o una dieta inadecuada, e incluso el exceso de ejercicio físico. Algunas de las causas más comunes de infertilidad son:

  • Factores genéticos: las anomalías cromosómicas justifican el 40-60% de los abortos, y constituyen una causa muy frecuente de aborto espontáneo.
  • Factores anatómicos: representan el 15-20% de las causas de aborto de repetición y un ejemplo puede ser una lesión en las trompas de Falopio. La endometriosis, que consiste en el crecimiento del tejido endometrial fuera del útero, también dificulta o impide el embarazo.
  • Factores endocrinos: su incidencia en el aborto de repetición es del 2-9%. Las causas principales de aborto de repetición dentro de este grupo son alteraciones en la secreción hormonal durante el ciclo ovulatorio, diabetes, obesidad y alteraciones tiroideas.
  • Enfermedades infecciosas: principalmente la sífilis, pero también otras como la enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Factores inmunológicos: las enfermedades autoinmunes también afectan negativamente a la posibilidad de concebir y de que el embarazo transcurra sin poblemas y dé lugar al nacimiento de un bebé. Entre las patologías que influyen en la gestación está, por ejemplo, el lupus.
  • Factores masculinos: la calidad del esperma, anomalías cromosómicas, la edad paterna y los factores ambientales externos, como la exposición a determinados tóxicos (alcohol, tabaco, contaminación…).
  • Factores psicológicos. Los elevados niveles de estrés y ansiedad alteran también la función reproductiva.

Actualizado: 11 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD