PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

El 60% de las transferencias de embriones no tiene éxito

Una investigación ha identificado una nueva forma de analizar la viabilidad de los embriones, lo que permitirá seleccionar los más aptos, y aumentar la tasa de embarazos y reducir la incidencia de partos múltiples.
División celular de un óvulo

La selección de embriones mejora las tasas de embarazo

03 de Julio de 2014

Solo el 40% de las transferencias de embriones se convierten en un embarazo que culmina con el nacimiento de un bebé, según un estudio que han realizado miembros de IVI –centros especializados en técnicas de reproducción asistida (TRA)–, y que forma parte de un proyecto cuyo objetivo es avanzar en la práctica clínica para mejorar los resultados actuales y aumentar el porcentaje de éxito en las transferencias embrionarias al menos hasta el 55%.

La investigación de IVI, que ha obtenido el premio Grant for Fertility Innovation (GFI), ha descubierto una forma no invasiva, rápida (10 minutos), y precisa, de analizar la viabilidad de un embrión, a través de la evaluación del estrés oxidativo de la muestra, identificando así aquellos que tienen más posibilidades de desarrollarse adecuadamente, y que serán los elegidos para ser transferidos al útero materno.

Los investigadores de IVI han descubierto una forma no invasiva, rápida y precisa, de analizar la viabilidad de un embrión, evaluando el estrés oxidativo de la muestra, e identificando así los más aptos

El estrés oxidativo se produce debido a la presencia de radicales libres en el medio, que dañan la membrana de las células del embrión y alteran su función, afectando también a su ADN, lo que puede dar origen a mutaciones.

Como ha explicado Marcos Meseguer, embriólogo de IVI Valencia y principal autor del proyecto, su intención es realizar un estudio combinando los datos proporcionados por el TCL Analyzer –que mide el estrés oxidativo presente en el medio de cultivo de los embriones– y el Embryoscope –un dispositivo que filma la evolución del embrión minuto a minuto–, y con ello esperan que la tasa de embarazo mejore un 15% en comparación con la fecundación in vitro (FIV) convencional, y al mismo tiempo disminuya la incidencia de partos múltiples.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD