PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

El síndrome premenstrual se combate con buenos hábitos

Es frecuente recurrir a medicamentos antiinflamatorios para tratar los síntomas del síndrome premenstrual. Sin embargo, según los expertos, se pueden combatir de manera efectiva adoptando hábitos saludables.
El síndrome premenstrual se combate con buenos hábitos

Las molestias del síndrome premenstrual interfieren en tu día a día

24 de Febrero de 2014

El síndrome premenstrual (SPM) afecta a un gran número de mujeres y dura alrededor de una semana cada mes, causándoles diversas molestias que interfieren en sus actividades cotidianas. Es muy habitual recurrir a medicamentos con propiedades antiinflamatorias para reducir los síntomas de este trastorno. Sin embargo, los especialistas señalan que introducir ciertos cambios en el estilo de vida puede resultar mucho más efectivo que estos fármacos.

Los síntomas del síndrome premenstrual son muy diferentes y alcanzan distinta intensidad en cada mujer, y pueden ser tanto físicos como psicológicos o emocionales. Entre los primeros destacan la hinchazón y molestias abdominales o en las mamas, la migraña y el dolor lumbar; y los emocionales se refieren sobre todo a cambios en el estado de ánimo como irritabilidad y tristeza, y problemas para conciliar o mantener el sueño.

Es importante comprobar que no existen otras patologías, como la endometriosis, que puedan estar provocando o agravando los síntomas atribuidos al síndrome premenstrual

Como explica la doctora Begoña Olartecoechea, del departamento de Ginecología de la Clínica Universidad de Navarra, a la hora de abordar el manejo de este síndrome, lo primero es comprobar que no existen otras patologías que puedan estar provocando o agravando los síntomas, como es el caso de la endometriosis, una enfermedad caracterizada por el crecimiento de tejido endometrial fuera del útero que causa dolores similares a los del SPM.

Una vez diagnosticado el SPM, es necesario que la paciente adopte hábitos de vida saludables. Esta especialista aconseja, en concreto:

  • Evitar el sedentarismo. Realizar ejercicio moderado al menos cuatro veces a la semana. Caminar 30 minutos a buen paso sería suficiente, pero también son muy recomendables actividades como pilates y yoga, que alivian las tensiones de la espalda y reducen el estrés.
  • Cuidar la alimentación. Los cambios fundamentales en la dieta se basan en evitar el consumo de excitantes –café, té, chocolate, bebidas energéticas…- en los días anteriores y posteriores a la menstruación. Si además se tiene propensión a retener líquidos, es importante reducir la cantidad de sal en las comidas y tomar alimentos diuréticos.
  • Dormir. Descansar las horas necesarias, estableciendo medidas de higiene del sueño para lograrlo y prevenir el insomnio.
  • No automedicarse con antiinflamatorios. En caso de necesitar tratamiento con medicamentos para aliviar el malestar físico o psicológico que causa el síndrome premenstrual, la Dra. Olartecoechea, asegura que los fármacos más apropiados son los que tienen la capacidad de equilibrar los niveles hormonales, o bajas dosis de antidepresivos. El médico es el indicado para prescribir estos u otros medicamentos, así como la dosis adecuada ya que, como advierte esta experta, tomar antiinflamatorios durante varios días todos los meses, y sin seguimiento médico, puede llegar a tener efectos indeseados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD