PUBLICIDAD

Embarazo
Madres solteras
Cada vez más mujeres deciden ser madres solteras aún conociendo los inconvenientes económicos, sociales y laborales que esta opción puede suponer. El instinto maternal parece superar cualquier obstáculo.
Escrito por Carmen Moreno, Periodista especializada en Salud, Embarazo, Infancia y Tercera Edad

Madres solteras: cómo conciliar su vida familiar y laboral

Las mujeres que se enfrentan a la maternidad sin una pareja son conscientes de las dificultades que tendrán para abordar la situación y conciliar su vida laboral y familiar, pero no siempre se organizan correctamente; además, muchas de ellas rehúsan pedir ayuda a sus familiares y amigos por miedo a una negativa. Antes de agobiarse, hay que pararse a reflexionar sobre cómo podemos organizar mejor el tiempo para el trabajo, el cuidado del niño y nuestro propio bienestar.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta una madre soltera puede ser el asumir sola el coste económico que supone tener un hijo. Las madres trabajadoras, sobre todo si desempeñan su profesión fuera de casa, necesitarán que durante algunas horas otra persona se encargue de cuidar su bebé. Si los ingresos lo permiten se puede contratar una cuidadora o una niñera que se ocupe del pequeño en su ausencia. También se puede recurrir a una guardería, aunque en este caso los horarios pueden ser más estrictos y, por supuesto, el coste mayor. Pero todo dependerá del número de horas que se necesite la ayuda, la flexibilidad que se tenga en el trabajo y el presupuesto del que se dispone.

Sería preciso valorar todas las opciones posibles, incluso la jornada reducida por maternidad que, en España, acaba de ampliarse hasta que el niño cumpla los 12 años. Pero, no podemos olvidarnos de que los padres, hermanos y amigos son el principal apoyo con el que se cuenta, y que hacerlos partícipes de la educación y crianza del bebé supondrá, en la mayoría de los casos, una satisfacción.

Si los abuelos tienen disponibilidad, es recomendable que te organices contando con su ayuda, ya sea para dejarlos a su cuidado mientras trabajas o para que se encarguen de ellos en momentos concretos en que puedas necesitarlos (llevarlos o recogerlos de la guardería, mientras vas a la compra… o algún día que decidas dedicarte a ti misma).

No obstante, no te olvides de que puedes compartir con tus hijos momentos muy especiales, incluso siendo bebés. ¿Te has planteado practicar ejercicio en su compañía? Cada vez son más los centros que ofrecen actividades como yoga o natación (matronatación) para bebés, en los que las madres también participan. Este tipo de tareas te ayudarán a desconectar del estrés diario, te mantendrán en forma y estrecharán vínculos maternofiliales con el niño.

A priori las madres solteras no tienen tanto tiempo para gozar de la compañía de sus hijos y viceversa, por eso es fundamental que cuando estén con ellos se dediquen en exclusiva a escuchar sus anécdotas diarias y se interesen por lo que les entusiasma y preocupa, para así fortalecer su relación.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Carmen Moreno

Periodista especializada en Salud, Embarazo, Infancia y Tercera Edad
Carmen Moreno

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''

PUBLICIDAD